Ciudad Real

Ayuntamiento y Aquona pondrán en marcha un Plan de Acción para reducir las averías en las tuberías

El Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Real, Alberto Lillo, ha anunciado esta mañana la puesta en marcha de un Plan de Acción para reducir las averías que se vienen produciendo en la ciudad. Tras la rotura de hasta en cinco puntos de las redes de abastecimiento fabricadas con fibrocemento en tres días, en la reunión mantenida entre los técnicos del Consistorio, de la empresa Aquona y de la Mancomunidad de Servicios del Gasset, se acordó llevar a cabo este plan que contempla medidas a corto, medio y largo plazo.

El Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Real, Alberto Lillo, ha anunciado esta mañana la puesta en marcha de un Plan de Acción para reducir las averías que se vienen produciendo en la ciudad. Tras la rotura de hasta en cinco puntos de las redes de abastecimiento fabricadas con fibrocemento en tres días, en la reunión mantenida entre los técnicos del Consistorio, de la empresa Aquona y de la Mancomunidad de Servicios del Gasset, se acordó llevar a cabo este plan que contempla medidas a corto, medio y largo plazo.

Actualmente de los 264 kilómetros de tuberías con los que cuenta la red de abastecimiento de Ciudad Real, 97 kilómetros siguen siendo de fibrocemento y según el concejal, “el único punto en común de todas las averías que han venido ocurriendo, la única característica común es que se ha producido en zonas de tubería de fibrocemento. Por eso hemos consensuado en la reunión hacer un Plan de Acción. Creo que nunca se había hecho nada a corto, medio y largo plazo en el abastecimiento a la Ciudad.”

El objetivo de este plan es mejorar el servicio al ciudadano, reduciendo el número de averías en la red, para ocasionar las menores molestias posibles de cortes de suministro de agua, daños a viviendas, daños en viales y acerados, cortes de tráfico, etc.

Así en el corto plazo se instalará un sistema de regulación de presiones. Consiste en la instalación de un sistema de regulación/modulación de presiones en función de la demanda. Algo que no se había hecho hasta la actualidad. “Mediante estos aparatos, si no hay demanda baja la presión en el sistema y si hay demanda, sube”. Así, según el concejal, “salvamos más el estado de las tuberías”. El coste sería de unos 40.000 euros.

Además se elaborará un listado del estado de las actuaciones de renovación que se han llevado a cabo en las tuberías, para poder priorizar según

criterios de número de incidencias o de grado de afección a los ciudadanos. El inicio de este listado comenzará a lo largo de esta semana.

En el corto-medio plazo se llevará a cabo la sectorización de la red. Se establecerán sectores más pequeños de la red de abastecimiento de manera que con el control de Aquona podamos cortar mediante válvulas el suministro cuando haya una avería en sectores más pequeños, con lo que se afectará a menos ciudadanos.

Y en el medio-largo plazo se plantearía la renovación de la red de tuberías de fibrocemento de la ciudad. Esta sustitución se traduciría a pesar del alto coste que supondría en un ahorro de importante de agua por la reducción de averías y por la mejora del rendimiento de la red. Ahorro de un recurso limitado y que está ligado a los compromisos de sostenibilidad y responsabilidad social.

En la actualidad todas las roturas que se producen conllevan la sustitución de las tuberías de fibrocemento. Y se está viendo la posibilidad de que según se vayan haciendo acerados nuevos, se vaya cambiando las tuberías, aprovechando las obras en las calles. 

Noticias del Ayuntamiento de Ciudad Real