Notas de prensa

Castilla-La Mancha apostará por el cambio de modelo sanitario incrementando hasta el 25 por ciento la inversión en Atención Primaria

Ciudad Real, 27 de octubre de 2016.- Castilla-La Mancha incrementará la inversión sanitaria en Atención Primaria pasando del 17,2 por ciento que se destina actualmente al 25. Una apuesta del Gobierno de Emiliano García Page que situará a nuestra región muy por encima de la media española que se establece en el 13,7.
 
Así lo ha subrayado en Ciudad Real el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la inauguración de las XIII Jornadas de Gestión y Evaluación de la Salud organizadas por la Fundación Signo. Una cita que congrega estos días a más de 500 asistentes para poner en común experiencias en gestión sanitaria de toda España, a través de doce mesas técnicas en las que se defenderán más de 270 trabajos.
 
El modelo de las políticas sanitarias de Castilla-La Mancha se basa en cuatro ejes fundamentales, “la prevención de la enfermedad, la gestión eficiente que garantice la sostenibilidad del sistema, la renovación tecnológica y la Humanización en el trato”, ha explicado Fernández Sanz.
 
Bajo el lema ‘Aprendiendo de los errores’, el consejero de Sanidad ha destacado la necesidad de “apostar por un cambio en el modelo que dé más entidad a la Atención Primaria y sitúe al paciente en el centro del sistema”. Las políticas sanitarias buscan la eficacia y la eficiencia, pero sobre todo buscan “responder a las demandas del ciudadano”.
 
Según Fernández Sanz, el “salto que tenemos que dar es pasar de tratar muy bien la enfermedad, a tratar muy bien al paciente desde el punto de vista holístico”.
 
El segundo pilar de la política sanitaria de la región es la dedicación a humanizar el trato, la información de todo aquello que rodea la enfermedad y la relación con el paciente y sus familias. Para el consejero de Sanidad, un buen diagnóstico y un tratamiento efectivo “deben ir unidos a que el paciente esté bien informado, en un entorno cómodo y con profesionales que le hagan sentirse bien tratado”.
 
El siguiente punto de mejora que ha destacado Fernández Sanz radica en la necesidad de invertir más recursos a la prevención de la enfermedad. “Tenemos que tener una sociedad  más activa, más comprometida con la salud y más dedicada a no enfermar”, ha subrayado.
 
Otra situación en la trabajamos para mejorar es la recuperación de los derechos y los compromisos adquiridos con los profesionales, para que se sientan identificados. Y el cuarto punto de mejora es la renovación tecnológica, ha concluido el consejero de Sanidad.
 
Los avances tecnológicos han permitido tratar con más eficacia la enfermedad y la sanidad pública “tiene la obligación de invertir para proporcionar al paciente la mejor respuesta en el momento que la necesite”.
 
Por ello, ha explicado Fernández Sanz, en Castilla-La Mancha se ha diseñado una estrategia de renovación de alta y media tecnología a la que se destinará una dotación en los próximos años de 26,4 millones de euros.

Etiquetas