Tomelloso

Comienza el proyecto EMPU-G 2020/2021, dirigido a adolescentes en situación de riesgo

Se desarrollará en el Centro de la Juventud de octubre de este año a junio de 2021

 

Tomelloso contará también este curso con el programa EMPU-G, proyecto socio-educativo de atención especializada, dirigido a la población adolescente, de entre 12 y 18 años, en situación de riesgo. Es uno de los pocos programas autorizados por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para que se siga desarrollando este curso, debido a su objetivo final. Se desarrollará en el Centro de la Juventud (calle Soria, número, 80) de octubre de este año a junio de 2021, los miércoles y viernes, de 10:00 a 14:00 h. y de 15:00 h a 19:00 h.

Está previsto que el programa comience a partir del 23 de octubre, una vez finalizada la captación y comunicación con las familias, que ya está en marcha y, debido a la actual crisis del coronavirus, se ha establecido un protocolo de actuación que comprende medidas básicas y concretas de actuación en el desarrollo de las actividades grupales, y en las entrevistas individuales y familiares. También se han previsto, para el supuesto de que la crisis se agravara, pautas para trabajar en esas especiales circunstancias.

EMPU-G se configura como una estrategia preventiva dirigida a lograr el desarrollo madurativo positivo y equilibrado de la población adolescente en situación de riesgo, y/o desventaja social, por circunstancias de carácter personal, familiar o social, con el objetivo de que desarrollen sus potencialidades y se conviertan en personas incorporadas de forma plena en su comunidad y en la sociedad. Dando un paso más dentro de la prevención del consumo de sustancias y otras conductas adictivas, este Programa trabaja en pos de la inclusión social positiva de la población adolescente en su entorno, convirtiéndose así en un doble agente de inclusión y de prevención de consumos y otras conductas adictivas en la adolescencia.

En este sentido, este Programa supone un elemento innovador dentro de la puesta en marcha de Programas de Prevención Selectiva e Indicada del consumo de drogas y otras conductas adictivas, dejando atrás acciones puntuales, para desarrollar un Programa multicomponente, continuo y adaptado a la lógica adolescente actual, desmarcándose de las tradicionales metodologías de intervención socioeducativa basadas en la transmisión de información, para dar la palabra al propio colectivo, y desarrolle así toda su potencialidad.

Concretamente, dentro del Área de Prevención Selectiva se crean intervenciones educativas enfocadas a la adolescencia en situación de riesgo que, atendiendo a su situación personal, familiar y/o social puedan ser susceptibles de llegar a consumir algún tipo de sustancia. Dentro del Área de Prevención Indicada se realizan acciones puntuales con casos muy urgentes. Generalmente el perfil es el de adolescentes que, o se encuentran consumiendo, pudiendo tener conductas delictivas o violentas, o mostrando un grado muy elevado de exclusión social, haciendo uso de acciones y actividades personalizadas.

Este Programa se posiciona como una oportunidad de desarrollo personal, social y comunitario; como un factor de protección, a través del cual, el equipo educativo que trabaja con la población adolescente, trabaja cuestiones como la autonomía, la autoestima, el autoconcepto, la educación afectiva-sexual, el autocuidado de la salud, la perspectiva de género, el uso del ocio y tiempo libre, los estilos de vida saludable, las conductas antisociales… incidiendo directamente en el consumo o conducta adictiva que pueda tener o tengan las personas jóvenes, por medio del reconocimiento de sus fortalezas, sus competencias y su brillantez.

En este sentido, el éxito total de EMPU-G está basado en la importancia del vínculo educativo, que se establece entre la población adolescente y el equipo educativo, en todas las áreas y ámbitos del su vida; la complementariedad de todos los proyectos que integran EMPU-G.; la atención directa en todos los agentes de socialización de la adolescencia: familia, escuela, grupo de amigos, comunidad, ect.; la visión positiva de la adolescencia, valorando sus potencialidades y trabajando sobre ellas: el ocio como herramienta educativa; el trabajo en red entre todos los agentes sociales, creando estrategias de encuentro para desarrollar y diseñar actuaciones educativas en común y la perspectiva de género, implantada en todo el Programa, con el objetivo de incidir en los efectos, consecuencias, motivaciones, patrones de consumo y factores diferenciales de los consumos y las conductas adictivas entre chicas y chicos.

Durante el curso 2019-2020, fueron beneficiarios de los diferentes proyectos del programa un total de 852 adolescentes y familias, siendo las previsiones de participación, para el presente curso, iguales o superiores.

Desde el Departamento de Servicios Educativos, Juventud e Infancia, animan a las y los adolescentes a que conozcan el Proyecto y a que soliciten su participación para formar parte del grupo de intervención.

Para más información pueden dirigirse al Centro Municipal Juventud , ubicado en la calla de Soria, número, 80, o llamando al teléfono 926 528 801 (extensiones 1474 y 1475).

Noticia de Web del Ayuntamiento de Tomelloso