Campo de Criptana

Campo de Criptana decretará dos días de luto tras el presunto asesinato de una madre y sus dos hijos por violencia machista

El alcalde de Campo de Criptana, Antonio Lucas-Torres, ha anunciado que a las 17.00 horas se celebrará una Junta de Portavoces en el Ayuntamiento y a las 19.00 horas un pleno municipal para decretar dos días de luto tras el presunto asesinato de una madre y sus dos hijos a manos del padre de la familia ocurrido en la mañana de este miércoles en la localidad.

En declaraciones a los medios, Lucas-Torres ha confirmado que ya ha hablado con el resto de grupos municipales con carácter previo a esta reunión plenaria, en la que además se acordará que las banderas del Ayuntamiento ondeen a media asta durante el luto oficial y durante la cual se guardará un minuto de silencio.

El primer edil ha asegurado que se trata de «un día triste para el pueblo y para toda España», y ha querido condenar «la violencia machista que, según parece, se ha producido en Campo de Criptana». «Es algo traumático, el asesinado de una madre de familia y el asesinato de dos niños de 5 y 8 años», ha lamentado.

Él era trabajador municipal

El regidor criptanense ha detallado que el presunto asesino, que según parece se ha arrojado por la ventana tras cometer el asesinato y ha fallecido, era conserje en el Ayuntamiento. La mujer era del pueblo vecino de Pedro Muñoz «pero llevaba varios años en Campo de Criptana».

Ha querido poner de manifiesto que el Consistorio se ha puesto a disposición de las fuerzas del orden «para colaborar en lo que sea necesario», del mismo modo que se pone «a disposición de las familias».

«Aprovecho para animar a mujeres, familias o amigos que conozcan algún caso a que denuncien, que no se callen ante cualquier indicio. Cualquier ayuda es poca», ha finalizado.

Falta confirmación

De su lado, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha resaltado que aún no se tiene la confirmación oficial de que se trata de otro caso de violencia machista, pero «todo hace indicar» que así ha sido.

Ha explicado que agentes de la Guardia Civil entraron en la casa tras abrir la puerta, y una vez dentro encontraron los cadáveres de la madre y de los dos menores. «Entonces se encendieron todas las alarmas. Todo apunta a un presunto caso de violencia de género, pero hasta que no tengamos la confirmación de las pruebas forenses no podemos confirmarlo».

Gregorio ha pedido «unión» de todas las administraciones contra este tipo de violencia, al tiempo que ha mostrado su «más enérgica repulsa» a estos hechos.