Toledo

El Ayuntamiento habilitará cinco espacios acotados para perros en otros tantos parques de la ciudad antes de que acabe el año

La concejal de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz, ha anunciado este jueves la realización de cinco nuevos espacios acotados para perros y mascotas en parques de la ciudad, que se suman a la ya existente en el Polígono y respondiendo así a las demandas de los dueños de animales y del resto de usuarios de las zonas verdes.

De la Cruz ha adelantado esta información en la rueda de prensa en la que ha dado a conocer los asuntos que se tratarán esta tarde en la reunión del Consejo Local de Medio Ambiente, y que incluye en el orden del día otras cuestiones como las acciones del Plan de Control de Vertidos, las medidas para corregir los malos olores de la zona industrial del Polígono y los avances de la Comisión del Amianto, entre otras cuestiones.

La concejal ha recordado que dentro de la campaña de tenencia responsable de animales puesta en marcha por su Concejalía se incluía el compromiso de habilitar espacios acotados para perros en diversas zonas de la ciudad, tal y como ya existe en el parque del antiguo Hiperusera, en Santa María de Benquerencia.

En cumplimiento de esta medida, ha anunciado que el Ayuntamiento va a habilitar espacios acotados similares en el parque Lineal (dos zonas), los jardines del Alcázar, el parque de Bélgica y el parque de las Tres Culturas. Todas ellas contarán con cerramiento perimetral, cartel con las normas de uso y convivencia y se realizarán con cargo al presupuesto de 2016; “con cargo a 2017 abordaremos la dotación necesaria para mejorar estas zonas”, ha dicho De la Cruz.

Olores del Polígono

Con respecto a los olores del Polígono, la concejal informará a los miembros del Consejo de las labores que ha realizado el Ayuntamiento que permiten identificar los focos generadores de molestias y las medidas correctoras aplicadas en una problemática “histórica” en la que “se ha avanzado mucho”.

Noelia de la Cruz ha recordado que sobre esta cuestión “ya debatimos tanto en el Pleno como en el Consejo Local la conveniencia de modificar la ordenanza reguladora de la contaminación ambiental incluyendo un capítulo destinado a los olores, iniciativa que no salió adelante por motivos claros y evidentes que no son otros que la inseguridad jurídica que provoca la falta de legislación nacional y autonómica sobre este asunto”.

De todos modos, desde la Concejalía se sigue trabajando en tres líneas fundamentalmente, ha dicho la edil, refiriéndose a las actuaciones realizadas en la depuradora del Polígono, los colectores de saneamiento y la fábrica de piensos.

Con respecto a la estación de tratamiento de aguas residuales, ha explicado que dispone de unas placas de desodorización “que funcionan habitualmente a un 85 por ciento de rendimiento”, por lo que “estamos trabajando en la optimización y mejora del rendimiento de estos elementos para alcanzar superar ese rendimiento de funcionamiento”. Además, “se han cubierto los focos emisores de la planta y se hace extracción y tratamiento del aire antes de la emisión”.

Con respecto a los colectores de saneamiento, se ha puesto en marcha un plan de limpieza de los mismos dentro de los planes directores de Tagus y, sobre la fábrica de piensos, “tenemos el compromiso de la empresa en el cumplimiento de unos niveles de inmisión que consideremos viables, reales y susceptibles de ser cumplidos, con el objeto de minimizar las molestias y recordando el vacío legal existente en esta materia”.

Amianto y Plan de Vertidos

La concejal también ha informado en rueda de prensa, y así se lo trasladará a los miembros del Consejo, de la marcha de los trabajos de la Comisión del Amianto y ha explicado que el dictamen de la misma está ultimado a falta de las precisiones que deben llegar por parte de los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

También ha informado del Plan de Control de Vertidos que lleva a cabo el Consistorio y que se ha intensificado en las últimas semanas, si bien ha precisado que la Administración local tiene la obligación de vigilar la red de alcantarillado municipal y no tiene competencias, “como quieren hacernos creer algunos”, en el caso de vertidos directos tóxicos al medio.

El objetivo principal del Plan de Vertidos es “garantizar el funcionamiento y gestión óptimo tanto de la red de saneamiento municipal como de las EDAR, para el cumplimiento de los objetivos de calidad impuestos por la CHT en las autorizaciones de vertido en nuestras depuradoras municipales”.

Por último, el Consejo de esta tarde también servirá para que sus miembros conozcan las medidas de saneamiento de la masa arbórea de las zonas verdes en base a los criterios técnicos y siempre para preservar las mejores condiciones de las zonas sin poner en riesgo la seguridad para las personas.

Audios Noelia de la Cruz:





Noticia de Web del Ayuntamiento de Toledo