Cuenca

El Ayuntamiento trabaja en la recuperación y acondicionamiento del Alfar de Pedro Mercedes.

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, junto al hijo y la nieta del artista alfarero Pedro Mercedes, Tomás y Lorena, se han reunido con técnicos municipales y redactores de los proyectos de obras y arqueológico para estudiar las posibilidades del Alfar y su conversión en un centro de interpretación de la artesanía conquense.

Se trata de la primera reunión técnica para sentar las bases del futuro centro. Durante la reunión se expuso a la familia del alfarero el proyecto de obras, arqueológico y museístico para recabar su opinión y apoyo. Para el alcalde, es fundamental que el proyecto cuente con el apoyo y consenso de la familia de uno de los conquenses más ilustres que ha dado la provincia, Pedro Mercedes.

Así, el jefe de la Sección Técnica de Arquitectura y Edificación del Ayuntamiento, Juan José Arteaga, junto con un equipo de ingenieros, arquitectos y arqueólogos, expusieron tanto al primer edil como al hijo y la nieta del artista, los trabajos reflejados en los documentos técnicos redactados para abordar la que será una nueva propuesta de actuación para conservar el Alfar y rehabilitarlo como centro de interpretación.

De esta forma se indicó que los objetivos fundamentales del proyecto son los de respetar los volúmenes, materiales y sistemas constructivos, buscando la conservación estructural y ambiental del espacio documentado en la propuesta arquitectónica y en los trabajos previos de arqueología de la arquitectura, sobre todo los elementos que constituyen el alfar histórico y etnográfico (tornos, piletas, taller de trabajo, etc.); respetar el ambiente que poseía el lugar cuando se utilizaba como alfar, con el fin de que los visitantes puedan experimentar las sensaciones del lugar; y consolidar y proteger todo el alfar, incluso las obras que se realizaron por el artistita directamente en los lienzos de los muros, realizando los trabajos de restauración y protección necesarios para conservar en el tipo estas obras.

Asimismo, señalaron que la propuesta permite que los espacios sobre los que se interviene tengan un uso efectivo como museo, salas de exposiciones, zonas de aulas y talleres y salas de usos múltiples, para dar a conocer el trabajo artesanal de la alfarería conquense, con la singularidad de hacerlo en uno de los talleres más importantes en la segunda mitad del siglo XX; y dar difusión nacional e internacional a la figura del alfarero y artista Pedro Mercedes en el mismo lugar donde vivió y donde trabajó.

Por su parte, la familia Mercedes expuso su intención de que el proyecto final del Alfar sirva no sólo como centro de difusión de la artesanía conquense sino también, en un futuro, como un espacio para la creatividad, la innovación, las artes y la cultura conquense. Y es que, subrayaron la necesidad de que no dependa 100% de subvenciones y sea, por lo tanto, un recurso sostenible.

De ahí, su intención de que el objetivo sea dotar a Cuenca de un espacio multidisciplinar que recupere las tradiciones artesanas fundamentales de la ciudad y de la provincia, preservarlas y enriquecerlas, al mismo tiempo que sirva como espacio para albergar actividades gastronómicas.

Por todo ello el alcalde espera que una vez aprobado el proyecto y una partida económica concreta por el Consorcio de la Ciudad de Cuenca, el Alfar sea una realidad cuanto antes y se convierta en un nuevo recurso de atracción turística que además genere sinergias hacia todo el entorno próximo, Barrio de San Antón y toda la zona Centro de la ciudad para que se establezcan nuevas actividades económicas.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Cuenca