Notas de prensa

El compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la Atención Primaria se refleja en más personal, más tecnología y más sistemas de información

Toledo, 10 de septiembre de 2020.- El Gobierno de Castilla-La Mancha, ha realizado un gran esfuerzo en favor de la detección precoz, con un papel muy relevante de la Atención Primaria en coordinación con los técnicos de Epidemiología de Salud Pública.
 
 
Así lo aseguró en las Cortes el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha explicado que “esta capacidad de diagnóstico precoz y de rastreo proactivo nos ha venido permitiendo salvaguardar la salud de la población en sus primeros estadios de infección y mantener una menor presión sobre la asistencia especializada en hospital”.
 
 
El consejero ha detallado que desde el mes de marzo el Servicio de Salud autonómico ha contratado a 6.751 profesionales para reforzar su capacidad de respuesta asistencial, explicando que si bien fueron “en un primer momento, llevados por la necesidad con una incorporación más relevante a la respuesta hospitalaria, en una segunda fase hemos ido reforzando la Atención Primaria, a la que han ido destinados el 25 por ciento de estas contrataciones”.
 
 
Fernández Sanz quiso destacar la labor de las primeras 427 enfermeras de vigilancia epidemiológica y las 132 personas recientemente incorporadas a reforzar estas labores de rastreo.
 
 
Además, reiteró que el personal contratado de refuerzo para sustituir las merecidas vacaciones del personal en este ámbito, seguirá trabajando en el Servicio de Salud por lo que la plantilla se verá reforzada con 247 médicos adicionales y 497 enfermeras, encontrándose agotadas las Bolsas de personal.
 
 
Respecto al diagnóstico de casos, Fernández Sanz ha explicado que el diagnóstico ha evolucionado de forma significativa, afirmando que “en la explosión de marzo-abril se diagnosticaba cuando los casos más graves llegaban a nuestros hospitales y en estos momentos la mayoría de las pruebas diagnósticas (Test, PCRs, ELISAS,..) se están realizando con iniciativa de la Atención Primaria”.
 
 
Asimismo, la situación de riesgo infeccioso del coronavirus ha llevado a la necesidad de generar agendas de atención no presenciales como método de protección tanto de pacientes y usuarios del sistema de salud como de los propios profesionales. Una parte relevante de quienes venían demandando atención en los servicios de Atención Primaria, precisamente eran las personas más vulnerables, por edad o por ser enfermos crónicos, en muchas ocasiones ambas cosas y en todo caso especialmente frágiles y de riesgo ante la COVID19.
 
 
“Sin duda una revolución de cultura de la atención, de cambio en las expectativas en la forma de mantener la relación sanitario-paciente, pero que, en nuestro caso, ha llevado a que todos nuestros Centros de Salud y Consultorios Locales hayan mantenido la atención, aunque de otro modo”, explicó Fernández Sanz.
 
 
En todo caso, explicó el Consejero de Sanidad, “en los cambios estructurales para la Atención Primaria este Gobierno seguirá contando con la representación de los profesionales; colegial, asociaciones representativas y sociedades científicas”.
 
 
Foco en la atención telemática
 
 
En su comparecencia ante las Cortes regionales Jesús Fernández Sanz ha revelado cómo se ha crecido en atención telemática de forma significativa. Como dato, en julio de 2019 hubo 746.000 llamadas, este año han sido 2.743.000, dos millones de llamadas más con la consiguiente frustración de usuarios y profesionales por imposibilidad de dar respuesta a esta demanda.
 
 
Para solucionar esta situación, a partir de mañana comenzará a funcionar un centro de llamadas con un equipo de 90 personas para que las llamadas sin oportunidad material de respuesta en Centros y Consultorios de Salud sean derivadas automáticamente a un Centro de Atención Telefónica distribuidos en Áreas Sanitarias y a nivel regional para dar respuesta automática en la mayoría de las ocasiones, especialmente las tareas administrativas sanitarias.
 
 
Este cambio de modelo de atención exige una adaptación progresiva tanto de profesionales como de pacientes, ya que es un cambio acelerado por las circunstancias, convirtiéndose en un gran reto de comportamiento y de expectativas.
 
 
Para finalizar, Fernández Sanz resaltó el esfuerzo de inversión en personal, en tecnología y sistemas de información, “sin duda un compromiso con la Atención Primaria, base de nuestro sistema asistencial e imprescindible en la prevención y en los cuidados sanitarios de nuestra población”.

Etiquetas