Tomelloso

El entierro de la sardina pone el punto y final a un gran carnaval en Tomelloso

Raúl Zatón destaca el éxito de las fiestas por su alta participación y por el acierto en el cambio de recorrido de los desfiles

 

 

Como es habitual en Tomelloso, con el entierro de la sardina se pone el punto y final de las fiestas de carnaval. Como manda la tradición, la quema de la difunta se produjo en el recinto ferial tras un cortejo fúnebre que cada año cuenta con más participantes, este año protagonizado por los miembros de la Asociación de Diabéticos a quienes fueron destinados los fondos conseguidos en este acto solidario.

 

El concejal de Festejos realizó un positivo balance de estos días de diversión y disfrute de los vecinos. Destacó Raúl Zatón la alta participación a pesar del cambio de recorrido que finalmente ha funcionado muy bien y ha sido del agrado tanto de participantes como de público. El sábado, recordó, fueron más de 1.000 los participantes en el desfile y más de 1.500 los niños de todos los centros escolares de Tomelloso en el desfile infantil. Zatón puso en valor el gran trabajo de los colegios y sus AMPAS que cada año se superan con sus espectaculares y originales montajes. La tarde del domingo estuvo protagonizada por el concurso de máscara espontánea, muy variado este año y poniendo de manifiesto, recordó Zatón, el buen humor y la imaginación de los tomelloseros, al igual que el lunes con ese desfile de las peñas locales, que además ponen de manifiesto su apuesta por esta fiesta y el gran trabajo que realizan al ser reconocidos y con ellos el nombre de Tomelloso, en otras localidades de toda la provincia donde siempre consiguen importantes premios. La jornada del martes, recordó Zatón, estuvo protagonizada por los autos locos y el concurso de Drag Queen que llenó el Palacio de Carnaval, para cerrar las fiestas con esta quema de la sardina que poco a poco, dijo, se va recuperando gracias al trabajo de la concejalía y las asociaciones de Tomelloso.

 

La presidenta de la asociación, Sagrario Losa, se mostró muy agradecida al Ayuntamiento por contar con ellos en esta actividad solidaria y por la respuesta de público que en una agradable noche a pesar de las lluvias de la tarde se concentró en el ferial para degustar la suculenta parrillada de sardinas. Losa quiso destacar la importancia que supone que este tipo de actos que son festivos, tengan un matiz solidario para que las asociaciones puedan seguir trabajando. Al igual que la hoguera de San Antón, la presidenta de la asociación de Diabéticos, entiende que sin estas ayudas las asociaciones tendrían muy difícil seguir ofreciendo servicios a sus asociados y en su caso, ofrecer charlas informativas como la que tienen prevista realizar el sábado 23 de marzo en el hospital. Se trata en definitiva de una ayuda fundamental para una joven asociación que está registrando una gran actividad en su primer año de vida.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Tomelloso