Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha defiende la calidad de su vino e insta a todo el sector a centrar los esfuerzos en promoción dentro y fuera

Valdepeñas, 2 de septiembre de 2016.- “Nadie puede decir que tiene mejor vino que el que producimos en Castilla-La Mancha”, así de rotundo se mostró el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo durante el acto principal de las LXIII Fiestas de la Vendimia y el Vino que se inauguraron este viernes en la Plaza de España de Valdepeñas, con una amplia representación de autoridades en torno a su alcalde, Jesús Martín que es además el presidente de la Denominación de Origen más antigua de Castilla-La Mancha y de las primeras en el país a propuesta del propio consejero. Precisamente, a esa nueva organización se ha referido el consejero, “algo que hemos hecho en la DO Valdepeñas que se encontraba hace un año en una situación muy difícil y, hoy, está haciendo promoción”.
 
El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha, señaló que “el vino es seña de identidad en Valdepeñas, un pueblo que no puede entenderse sin el vino”. De hecho, indicó que es de los pocos pueblos de la región donde es costumbre “chatear”, por lo que invitó a “recuperar el orgullo de lo nuestro” en toda la región; porque “qué mejor, que disfrutar de un rato con amigos con una copa de vino, como sucede en Valdepeñas”. En este sentido, reiteró “tenemos que creernos lo que tenemos, el mejor vino del mundo” y en ese compromiso va a estar el Gobierno regional, las bodegas y los viticultores de Castilla-La Mancha, instando a “seguir haciendo esfuerzos en promoción dentro y fuera de nuestras fronteras”.
 
En esta línea de la promoción del consumo moderado de vino, dentro y fuera de nuestro país, destacó que la calidad la determinan los consumidores. “Son los consumidores los que dicen si quieren un vino u otro”, explicó el consejero, “el mensaje que nos están enviando los consumidores, las bodegas deben trasladarlo a los viticultores para su planificación”.  De esta manera, el Gobierno regional está impulsando una planificación sectorial  de la mano de todo el sector “que está esperando desde hace muchos años que pensemos qué queremos a medio y largo plazo”. En esta materia se ha apoyado de forma generalizada que esta vendimia se garantice el pago diferenciado por la calidad de la uva.
 
Martínez Arroyo recordó la importancia del sector vitivinícola de Castilla-La Mancha que factura más de mil millones de euros, seiscientas bodegas y cerca de medio millón de hectáreas dedicadas al cultivo de vid.
 
Por parte del Gobierno regional, además de Martínez Arroyo, estuvo presente el director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas, Agapito Portillo y la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo; además del presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero que también intervino en el acto, en una clara muestra de la unión y colaboración interinstitucional de las diferentes Administraciones local, provincial y regional.