Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha destaca la labor preventiva, el gran despliegue de medios y la coordinación con otras administraciones

Toledo, 14 de enero de 2021.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destacado la labor preventiva que ha llevado a cabo, así como el gran despliegue de medios y efectivos y la coordinación entre la propia Administración regional y el resto de administraciones públicas en la comunidad autónoma para hacer a la borrasca Filomena y la posterior ola de frío que está azotando a gran parte de la región desde el pasado jueves.
 
 
Así lo ha resaltado hoy el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha informado de la situación actual de esta emergencia como director del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), que se activó el pasado día 6 de enero, miércoles, en fase de emergencia nivel 1, para toda la Comunidad Autónoma, antes de que la borrasca actuase sobre la región.
 
 
Ruiz Molina, quien ha estado acompañado por el consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha señalado que ambos fenómenos meteorológicos adversos no han cogido desprevenido al Gobierno regional, “ya que como consecuencia de los avisos de AEMET, en Castilla-La Mancha, se tenía todo preparado para la peor de las situaciones”.  
 
 
Durante su intervención, como director del plan de emergencia ha agradecido la labor que ha realizado todo el personal de los servicios y dispositivos que han sido movilizados por las distintas administraciones públicas para hacer frente a los incidentes que han acaecido y que todavía están acaeciendo – aunque ya de manera más puntual – en la red de carreteras y en municipios de la región, así como al personal del servicio de atención y coordinación de urgencias y emergencias 112, que han coordinado desde el Centro de Coordinación Operativa, dichos recursos.
 
 
También, ha recalcado que desde el pasado jueves, día 7 de enero, se ha venido reuniendo de manera diaria el comité Asesor del METEOCAM, que preside. Este comité está constituido por representantes de la Administración autonómica y de la Administración central, en el que ha venido participando el Delegado del Gobierno, los representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y el jefe de la demarcación de carreteras del Estado.
 
 
Por parte del Ejecutivo autonómico, además del director general de Protección Ciudadana, han estado involucrados los responsables de las consejerías afectadas, en función de las decisiones que se fuera a adoptar, así como del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y los Delegados de la Junta en cada provincia.
 
 
“En estas reuniones se han ido analizando los diferentes problemas y coordinando las correspondientes actuaciones, así como la utilización de los recursos disponibles”, ha afirmado Juan Alfonso Ruiz Molina.
 
 
En cuanto a las llamadas recibidas en el servicio de atención y coordinación de urgencias y emergencias 112 por este episodio meteorológico, ha informado que se han registrado desde que se activó el METEOCAM hasta el día de ayer, inclusive, más de 47.000 llamadas, lo que supone una media de 6.700 llamadas diarias.
 
 
En cuanto a las incidencias se ha contabilizado un total de 2.903 desde que se activó el METEOCAM el miércoles, 6 de enero, por la tarde, hasta el miércoles, 13 de enero, inclusive. Incidencias de las que el 57% se ha registrado en la provincia de Toledo. 
 
 
Los incidentes más relevantes han tenido que ver con la imposibilidad de movilidad en cascos urbanos de los municipios; obstáculos en la calzada y en la vía pública; problemas de falta de suministro eléctrico y comunicaciones telefónicas; accidentes de tráfico de carácter leve; desprendimientos hielo o nieve de tejados, balcones y caídas de árboles.
 
 
Movilidad, sanidad y suministros, las prioridades
 
 
El consejero ha señalado que la prioridad del Gobierno regional durante esta emergencia meteorológica, al margen de las actuaciones dirigidas a facilitar la movilidad en vías urbanas e interurbanas y de resolver incidencias, una de las prioridades ha sido garantizar el buen funcionamiento de los servicios sanitarios y sociosanitarios, facilitando el acceso a los centros, así como el funcionamiento del transporte sanitario e incluso en ocasiones ayudando al traslado de personal sanitario.
 
 
También se ha priorizado asegurar la recepción y la distribución de las dosis de vacuna del COVID-19 a los puntos de vacunación previstos por las autoridades sanitarias, así como el traslado de pruebas PCR, y, por tanto, cumplir con el plan de vacunación que tenía previsto la Consejería de Sanidad. Por último, se han multiplicado esfuerzos para garantizar la logística en la cadena de distribución de productos esenciales como alimentos y productos farmacéuticos.
 
 
El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que, en materia de suministro eléctrico, solo quedan actualmente incidencias muy puntuales que se esperan resolver entre hoy y mañana, así como en comunicaciones de telefonía. En relación al suministro de gas, ha habido alguna incidencia de carácter puntual, todas ya resueltas.
 
 
“Nuestra labor, desde la administración regional, ha sido la de ayudar a las empresas responsables para facilitarles el acceso a los lugares donde se iban produciendo las diferentes averías”, ha precisado Ruiz Molina.
 
 
Asimismo, ha indicado que desde el Gobierno regional se han suministrado más de 13.000 packs de avituallamiento a los conductores de los camiones embolsados en diferentes tramos de la red de carreteras estatales hasta el pasado lunes al mediodía cuando la Dirección General de Tráfico autorizó la circulación de vehículos pesados, especialmente a la comunidad autónoma.
 
 
Por otro lado, el consejero ha manifestado, que con carácter previo a la activación del Plan de Emergencia, a través de Bienestar Social, el Servicio 112 ha estado en permanente contacto con el Servicio Público de Teleasistencia, en primer lugar para que difundiera las previsiones de Aemet, al objeto de adoptar medidas de prevención, y posteriormente, para garantizar la atención de las personas usuarias durante la alerta meteorológica.
 
 
En relación con Educación, Juan Alfonso Ruiz Molina ha puntualizado que se ha trabajado en tres ámbitos, como fue la decisión adoptada de suspender la actividad lectiva el pasado lunes y martes por la nevada intensa y la ola de frío; decidir qué colegios podían o no reanudar las clases a partir del miércoles; y, por último, analizar las rutas escolares que se podían activar, teniendo en cuenta el estado de las carreteras en cada zona en lo que se refiere a las placas de hielo.
 
 
Un esfuerzo común de todas las administraciones
 
 
Ruiz Molina ha incidido que todas estas actuaciones han sido posibles gracias al esfuerzo en medios que ha puesto a disposición el Gobierno regional, con el dispositivo especial de la Consejería de Fomento, la intervención de los Cuerpo de Agentes Medioambientales; las brigadas de Extinción de Incendios del Plan INFOCAM y el servicio 112 y los servicios provinciales de Protección Ciudadana, y que ha contado también con ayuda de la Administración del Estado cuando así se le ha solicitado; como la Unidad Militar de Emergencias, efectivos del Ejército de Tierra, de la Demarcación de Carreteras y de la Brigada de Refuerzo para Incendios Forestales y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. A estos recursos se han unido a los que han puesto a disposición las diputaciones y los ayuntamientos de la región.
 
 
Por último, ha recordado a la población que es necesario adoptar una serie de precauciones a la hora de transitar por la calle o circular por carretera por la presencia de nieve y placas de hielo.