Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha impulsa la implantación de la videoconsulta como proyecto de mejora en la práctica asistencial

Toledo, 18 de noviembre de 2020.- El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha puesto en marcha un proyecto de videoconsulta programada para facilitar la atención al paciente y la primera consulta sincronizada en directo se ha realizado en la Gerencia de Atención Integrada de Tomelloso.
 
Esta iniciativa está dirigida a mejorar la calidad de la atención al paciente en el contexto de normalización asistencial y el plan de respuesta frente a la infección por coronavirus.
 
La videoconsulta es una herramienta complementaria de la práctica clínica para las situaciones en que se considere indicado por el profesional y estará integrada en el circuito asistencial habitual a través de un sistema que permite replicar todos los pasos del proceso de atención al paciente, con un interfaz único, desde la generación de la cita hasta el cierre de la prestación realizada.
 
Tiene múltiples beneficios para el usuario, pues esta forma de atención permite mejorar la accesibilidad, la continuidad asistencial, minimizar las barreras y ahorrar desplazamientos cuando se den las circunstancias para ello.
 
Para iniciar la implantación de este proyecto se ha designado la Unidad de Salud Mental de la Gerencia de Atención Integrada de Tomelloso. Una Unidad que está compuesta por tres psiquiatras, dos psicólogas clínicas, una enfermera y una técnico auxiliar de cuidados. En definitiva, un equipo con una consolidada trayectoria en el trabajo interdisciplinar y programas de enlace con otros recursos de la comunidad.
 
Este tipo de atención mediante videoconsulta se puede realizar a través de un teléfono o dispositivo electrónico dotado de cámara, como una tablet o un ordenador, y se hará siempre que así se haya acordado de forma programada entre el profesional y el paciente.
 
Para ello, los usuarios deberán descargar la aplicación en su dispositivo electrónico. Se les facilitará una guía de uso y la posibilidad de llamar a un teléfono de atención al usuario en caso de que surjan dudas. En este proyecto piloto, las personas con un trastorno mental grave que estén institucionalizadas o tuteladas contarán con apoyo de sus monitores hasta familiarizarse con el manejo, que es sencillo.
 
Mejorar la calidad asistencial
 
Para mejorar la capacidad de respuesta asistencial ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, el Plan de Nueva Normalidad, coordinado desde la Dirección General de Asistencia Sanitaria, está impulsando la colaboración interdisciplinar a través del grupo de trabajo.
 
El objetivo es implementar medidas de modernización y organización de la atención sanitaria, en todos los ámbitos asistenciales, que permitan abordar situaciones futuras de alto nivel de exigencia.
 
Por ello, el grupo está trabajando en dos proyectos bien definidos: la videoconsulta y la interconsulta virtual, que permitirá la interconexión entre profesionales de Atención Primaria y hospitalarios de manera reglada sin la necesidad de desplazamiento del paciente. En este sentido, el SESCAM tiene previsto ampliar la videoconsulta protocolizada de forma gradual al resto de gerencias de la región, tanto para los servicios de Salud Mental como de otras especialidades.
 
Para hacerlo posible el siguiente paso será llevar a cabo una evaluación de la calidad, contrastando el nivel de satisfacción de esta opción frente a la atención presencial convencional, lo que ayudará a cumplir ese objetivo de mejorar la calidad asistencial.
 
Nuevas tecnologías
 
En los últimos años existe una experiencia creciente sobre los beneficios del uso de las nuevas tecnologías en el campo de la salud desde el punto de vista del empleo de programas y aplicaciones terapéuticas.
 
En ese sentido, en el SESCAM existen algunas experiencias que están demostrando su utilidad en el campo de la dermatología o el diagnóstico por imagen, entre otras.
 
Hay que recordar que la telesalud es el conjunto de intervenciones de promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación en el campo de la salud a través de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).
 
Hasta hace poco, el concepto de teleconsulta se entendía como la atención interactiva que ocurre de forma no presencial entre profesional que presta la asistencia sanitaria y paciente, o bien entre varios profesionales, con el fin de proporcionar asesoramiento diagnóstico o terapéutico, utilizando diferentes tecnologías o medios de telecomunicaciones. Inicialmente se empleaba para facilitar el acceso en poblaciones en las que era más difícil.
 
Pero la reciente experiencia de pandemia ha llevado al empleo de la consulta telefónica como vía alternativa de contacto con los pacientes y sus familias para minimizar la afluencia al hospital en la fase de alarma y desde el Servicio de Salud se ha realizado una apuesta por ofrecer en la fase de normalización un contacto personalizado y directo mediante el sistema de la videoconsulta sincrónica, es decir, con el profesional y paciente en directo.
 
Es por ello que el uso de estas tecnologías de la comunicación en condiciones de reducción de la movilidad entre la población ha llevado a considerar sus beneficios potenciales también en condiciones de normalidad y ofrecerlo de forma sistematizada como alternativa que aporte valor, garantizando la seguridad de la información y protección de datos personales.
 
En ese sentido, cabe destacar que el Gobierno de Castilla-La Mancha está llevando a cabo inversiones en tecnologías para la transformación digital en el sector de la salud orientada a la mejora de la práctica clínica y la participación del paciente en el propio proceso asistencial. La implantación de la videoconsulta es un paso más en la gestión del cambio. No se trata solo de conseguir utilizar las nuevas tecnologías, también que una nueva forma de hacer las cosas esté al servicio de los pacientes, simplifique los procesos y les ayuden a participar en su propio plan terapéutico.

Etiquetas