Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha lamenta que el Ministerio de Agricultura no impulse un Decreto de Sequía para el Guadiana

Madrid, 27 de abril de 2017.- El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha mantenido una reunión con la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García, para solicitar, entre otros asuntos, un Decreto de Sequía específico para la cuenca alta del Guadiana debido a la “sequía alarmante” que no solo está poniendo en riesgo el futuro de los cultivos -fundamentalmente herbáceos de secano- en La Mancha, sino que puede complicar el abastecimiento de agua en el verano.
 
Al término de la reunión, Martínez Arroyo ha explicado a la prensa que la secretaria de Estado no es partidaria de aprobar un Decreto de Sequía en la cuenca del Guadiana, porque “entiende que hay otras cuencas que tienen mayores dificultades, como la cuenca del Duero”. Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha “no lo compartimos, evidentemente” ha afirmado el consejero, porque a su juicio, los agricultores y ganaderos y el resto de ciudadanos de la región “están esperando que desde el Ministerio de Agricultura se tome en Castilla-La Mancha la misma decisión que para Castilla y León”, porque la situación de “extrema sequía, casi de desierto”, así lo requiere, ha dicho.
 
El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha explicado que la escasez de precipitaciones y el descenso de los recursos hídricos embalsados ha provocado una situación “muy preocupante” para los agricultores y ganaderos de la región, por lo que la puesta en marcha de este Decreto permitiría la adopción de medidas extraordinarias de gestión para distribuir los recursos hídricos existentes, manteniendo la prioridad absoluta que la Ley establece para el abastecimiento de la población.
 
En este sentido, el consejero ha aseverado que “nosotros hemos alertado de un posible problema (de abastecimiento) que podemos tener y, ojalá no lo tengamos, pero nuestro deber era trasladárselo al Ministerio que es quien tiene las competencias de agua”. De hecho, ha recordado que es la propia Confederación Hidrográfica del Guadiana –dependiente del Gobierno central- la que ha advertido a las comunidades de regantes de la posible restricción del uso de agua a los agricultores como consecuencia de la sequía. En cualquier caso, Martínez Arroyo ha asegurado que si prosigue esta situación, “volverá a tratarlo con el Ministerio. De esta manera, ahorraríamos también las restricciones de agua para los agricultores”.
 
El consejero ha indicado que la estación meteorológica de Daimiel, “que es muy representativa en nuestra región”, en la cuenca alta del río Guadiana, ha recogido 1 litro por metro cuadrado. Un dato que comparado con el mes de abril del año pasado, cuando se recogieron en ese mismo observatorio 97,6 litros por metro cuadrado, refleja de forma objetiva la situación.
 
Júcar y Segura
 
El consejero ha viajado a la sede del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en Madrid acompañado del viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, el director general de Desarrollo Rural, Javier Carmona, y el director provincial de Albacete, Manuel Miranda. Una provincia por la que discurren dos importantes ríos, Júcar y Segura y, sin embargo, no se están aplicando los Reales Decretos que contaban con una dotación de 30 millones de euros. Hasta el momento se ha ejecutado el 80 por ciento y “en Castilla-La Mancha no se ha invertido ni un solo euro” ha manifestado Martínez Arroyo.