Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha muestra su repulsa más contundente ante el episodio violento registrado esta madrugada en el Centro de Salud de Santa Olalla (Toledo)

Toledo, 4 de octubre de 2020.- El Gobierno de Castilla-La Mancha muestra su más absoluta repulsa ante el episodio violento y las graves amenazas sufridas la pasada madrugada por el equipo de profesionales sanitarios que en ese momento se encontraban atendiendo el Punto de Atención Continuada del Centro de Salud de Santa Olalla (Toledo) y confirma que, a través de la Gerencia de Atención Integrada de Talavera, ha procedido a denunciar a los autores del incidente por la vía penal por atentado a la autoridad.
 
El Ejecutivo regional recalca su postura clara de rechazo ante la violencia, sea de la naturaleza que sea, y ha ofrecido todo su apoyo y solidaridad tanto a los profesionales que realizaban la guardia cuando se han producido las amenazas y destrozos en las instalaciones sanitarias, como a sus compañeros del centro de salud, al tiempo que se les ha ofrecido el asesoramiento legal y soporte jurídico y administrativo que precisen en estos momentos.
 
La Dirección de la Gerencia de Atención Integrada de Talavera está en permanente contacto con los profesionales y esta misma mañana responsables del equipo directivo se han desplazado al centro de salud para trasladarles su apoyo y establecer las medidas oportunas para que pueda seguir prestándose la asistencia sanitaria.
 
La Comunidad Autónoma cuenta con el “Plan Perseo”, un plan específico del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) en caso de episodios violentos, cuyo objetivo es actuar con la máxima contundencia y celeridad ante hechos de la naturaleza como los que desgraciadamente se han producido la pasada madrugada en el Centro de Salud de Santa Olalla.
 
El Gobierno regional viene trabajando en los últimos años para configurar un conjunto de herramientas que permitan prevenir las agresiones y actuar en el caso de que se produzcan. Dentro de estas acciones se enmarca el Observatorio de la Violencia integrado por representantes de varios departamentos del SESCAM, de la Consejería de Sanidad, de los Colegios Profesionales de Médicos y Enfermería, sindicatos con representación en la Mesa Sectorial y la Delegación del Gobierno, a través de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
 
Asimismo, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ofrece a sus profesionales un servicio de asesoramiento jurídico durante las 24 horas del día los 365 días del año. Un servicio que se viene prestando desde hace tres años, con el que el Ejecutivo regional ha conseguido mejorar la protección jurídica que ofrece a sus profesionales en el caso de agresiones sufridas en el ejercicio de su actividad en el ámbito del sistema sanitario público de la región.

Etiquetas