Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha reclama el acceso al agua para poder incrementar las hectáreas de cultivos rentables para el agricultor como el del tomate

La Puebla de Montalbán (Toledo), 8 de noviembre de 2018.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reclamado una vez más poder acceder y hacer uso del agua que transcurre por la región para generar desarrollo y poder incrementar el número de hectáreas de productos tan rentables para los agricultores como el del tomate, donde actualmente se cuenta con 1.100 hectáreas de cultivo. Y es que, pese a que en el territorio regional se poseen las condiciones agronómicas y climatológicas adecuadas para contar “con todos los cultivos”, el agua sigue siendo un “factor limitante” para el desarrollo de la región y para el sector agroalimentario.
 
De esta forma lo ha manifestado hoy el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha visitado esta mañana las instalaciones de Cidacos, una fábrica conservera que forma parte del grupo nacional del mismo nombre, que se ubica en la localidad toledana de La Puebla de Montalbán, donde se cuenta con unas naves de fabricación de 5.000 metros cuadrados y un almacén que supera los 33.000 metros cuadrados, con diferentes líneas de producción como la de tomate triturado, pelado o frito en diferentes modalidades de envasado.
 
La de Cidacos, ha dicho, es una planta con la que se demuestra que en Castilla-La Mancha, además de vino, cereales o legumbres, por ejemplo, “tenemos productos hortofrutícolas” y empresas “donde se procesa el tomate de agricultores de la región” ya que, en este caso, se nutre de proveedores locales particulares y cooperativas de Castilla-La Mancha “que facilitan la materia prima a la empresa”, llegando el producto desde la organización de productores particulares de la zona, así como la Cooperativa de Santiago Apóstol de Tomelloso o la de Nuestra Señora de Peñarroya, de Argamasilla de Alba, ambas en la provincia de Ciudad Real.
 
Este producto en concreto, ha insistido, es muy interesante para rentabilidad de los agricultores, pero el número de hectáreas cultivadas, pese a su rentabilidad, pone de manifiesto que Castilla-La Mancha necesita agua y ha reclamado que “el agua que está aquí nos ayude a generar desarrollo en nuestra tierra”. 
 
Martínez Arroyo, que ha estado acompañado por miembros de la corporación municipal y de la empresa, así como el director provincial de Agricultura, José Luis Rojo, y el director general del Grupo Cidacos, Fernando Baroja, al que ha agradecido el compromiso de su familia con Castilla-La Mancha y con esta planta en la provincia de Toledo, que cuenta con más de 200 trabajadores y  un volumen de producción de alrededor de 75 millones de tomate fresco y otros 80 millones de tomate frito y salsa, de los cuales, el 90 por ciento se destina al mercado nacional y el 10 por ciento restante, se exporta.
 
El 30 % de la facturación total de las exportaciones, proviene del sector agroalimentario
 
En este sentido, ha indicado que el sector agroalimentario a nivel regional es el que “cada vez nos ayuda más a las exportaciones” y ha aportado los últimos datos de facturación del mismo de la primera mitad del año, desde el 1 de enero hasta finales del mes de agosto, que se han conocido recientemente.
 
Así, ha trasladado, que el sector de la industria agroalimentaria, en su conjunto, ha logrado ya los 1.448 millones de euros, siendo “la cifra más alta alcanzada en este periodo del año”, representando ya el sector agroalimentario “el 30 por ciento de la facturación total de las exportaciones”.
 
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha puesto en relieve que es muy importante “seguir apostando por los agricultores, industria agroalimentaria de nuestra tierra que depende tanto de un sector como éste” que solo desde el punto de vista económico, supone ya el 15 por ciento de la riqueza que se genera en Castilla-La Mancha “entre todos”.