Notas de prensa

El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en estrategias para la prevención de problemas de nutrición infantil

Toledo, 23 de mayo de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en diferentes estrategias desde el ámbito sanitario, educativo, comunitario e industrial y empresarial para prevenir los problemas de nutrición infantil, entre el que destaca la obesidad. Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en la presentación de un estudio de nutrición pediátrica realizado por  la Asociación Española de Pediatría de Castilla-La Mancha.
 
 
Fernández Sanz ha resaltado la importancia de la prevención de la enfermedad, recordando que en el año 2005, Castilla-La Mancha se alineó en la Estrategia NAOS para una política global de promoción de la alimentación saludable, a través de la actividad física y la prevención de la obesidad.
 
 
Así, en el ámbito escolar se trabaja en la calidad nutricional de los menús que se ofrecen en los comedores escolares, incentivando la ingesta de frutas en los recreos y trabajando en proyectos de educación para la salud. Desde el ámbito sanitario se trabaja en la prescripción de ejercicio físico y participando en proyectos escolares y actividades comunitarias, con la participación de nutricionistas.
 
 
En el ámbito comunitario, se trabaja en la formación de profesionales sanitarios e implementando mesas de coordinación en entidades locales adheridas. Asimismo, desde el ámbito industrial y empresarial, se hace trabajando en la normativa sobre etiquetado nutricional, regulando la publicidad y con menús saludables en restaurantes.
 
 
Fernández Sanz se ha comprometido a que la prevención de la obesidad infantil tendrá un lugar preferente en el Plan de Salud de Castilla-La Mancha, en el que se está trabajando en la actualidad.
 
Estudio Nutricional de Castilla-La Mancha
 
La Asociación Española de Pediatría de Castilla-La Mancha ha presentado un estudio que han realizado con el objetivo de valorar el estado de nutrición de los niños menores de quince años de la región, identificando los que tienen parámetros alterados, por exceso o defecto, y devolver la información obtenida a pediatras y gestores.
 
Este estudio se ha realizado entre menores de 15 años de Castilla-La Mancha  nacidos entre el 1 de enero de 2001 y 31 de diciembre de 2015. Los datos se han extraído de la historia clínica informatizada de Atención Primaria y los indicadores calculados han sido peso/edad; talla/edad; índice de masa corporal (IMC)/edad y peso/longitud (< cinco años).  Los resultados y conclusiones se obtuvieron sobre  una base neta con 251.152 registros válidos siendo el 51,9 por ciento niños y el 48,1 por ciento niñas.
 
Según los resultados obtenidos, presentaron baja talla el 2 por ciento, exceso de peso (sobrepeso + obesidad) el 29,5 por ciento;  sobrepeso el 18,9 por ciento, obesidad el 10,6 por ciento, obesidad grave el 2,4 por ciento y delgadez el 2,3 por ciento. Por sexos, la tasa de obesidad es mayor en niños que en niñas. Los niños de entre cinco y nueve años presentaron las mayores tasas de obesidad, con un 16,9 por ciento y de ellos con obesidad grave un 5,5 por ciento.

Etiquetas