Notas de prensa

El Gobierno regional anima al tejido empresarial a usar las líneas de avales puestas a su disposición

Toledo, 8 de julio de 2020.- El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha animado hoy a fomentar entre los empresarios el uso de las líneas de avales puestas a disposición de emprendedores, autónomos y micropymes, al tratarse de instrumentos de gran utilidad para sostener el tejido empresarial y reducir lo máximo posible las consecuencias de la crisis económica originada a consecuencia de la COVID-19.
 
Ruiz Molina así lo ha manifestado en el acto que ha tenido lugar con carácter previo a la celebración del Consejo de Administración de Aval Castilla-La Mancha y en el que se ha dado la bienvenida a Liberbank como socio protector de esta Sociedad de Garantía Recíproca.
 
Durante su intervención en el acto, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas se ha referido a la Línea Aval COVID-19 Castilla-La Mancha, que pone a disposición de las pymes y autónomos de la región 15 millones de euros en avales, a coste operativo cero, para garantizar su acceso a la financiación.
 
Gracias a esta línea, de la que se ha ampliado hasta el 30 de septiembre el plazo de solicitudes, se han concedido hasta la fecha algo más de cinco millones de euros en avales, ha subrayado Ruiz Molina.
 
“Esta línea de apoyo se suma al importante paquete que el Gobierno regional, bajo el paraguas del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha con motivo de la crisis de la COVID-19, acordó con las agentes sociales, por importe de 231 millones de euros”, ha resaltado Ruiz Molina.
 
Del importe total de este Plan, 127 millones están previstos para este ejercicio, una cifra en la que se contemplan las ayudas a fondo perdido para micropymes y autónomos que inicialmente se aprobaron por importe 25 millones de euros. Debido a la alta demanda, el Ejecutivo de Emiliano García-Page incrementó la dotación de estas ayudas hasta los 80 millones de euros, lo que permitirá dar cobertura a más de 44.000 beneficiarios.
 
“Estar al lado de los sectores más afectados y apoyarles en la recuperación es la máxima preocupación del Gobierno regional en este momento”, ha enfatizado Ruiz Molina.
 
Por ello, en nombre del Gobierno regional, Ruiz Molina ha querido agradecer a Liberbank su decisión de convertirse en socio protector de Aval Castilla-La Mancha y, además, hacerlo con una aportación de 2,2 millones de euros, lo que convierte a esta entidad en el mayor socio protector no institucional de Aval Castilla-La Mancha, con una participación superior al 15 por ciento.
 
En palabras de Ruiz Molina, esta operación refuerza de manera considerable el capital social y el Fondo de Provisiones Técnicas de Aval Castilla-La Mancha, por lo que es de reseñar la vocación de Liberbank de aumentar su colaboración con las instituciones de Castilla-La Mancha y su participación en la vida económica y social de la región.
 
Una colaboración que, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, ha querido poner en valor que se produzca en el momento más oportuno, justamente cuando la crisis económica originada a consecuencia de la COVID-19 provoca más necesidades y, por lo tanto, el tejido empresarial requiere de un mayor apoyo.
 
En este acto de bienvenida a Liberbank también han intervenido el consejero delegado del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel González Lajas; el presidente del Consejo de Administración de Aval Castilla-La Mancha, Félix Bellido Quintián, y el director territorial de Banca Comercial Castilla-La Mancha de Liberbank, José Ignacio Martínez Uviedo.
 
Sobre la incorporación de Liberbank, Martínez Uviedo ha señalado que es el momento de aunar fuerzas y de luchar todos en la misma dirección, por lo que el objetivo de su entidad financiera es que el tejido empresarial de Castilla-La Mancha “vaya hacia adelante”.