Notas de prensa

El Gobierno regional insiste en reclamar al Ministerio las transferencias de los Parques Nacionales de Cabañeros y Las Tablas de Daimiel

Ciudad Real, 29 de marzo de 2017.- El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, espera que, en esta legislatura, el Gobierno regional pueda llegar a “un buen acuerdo para que Castilla-La Mancha gestione las dos joyas que tenemos en la provincia de Ciudad Real, Cabañeros y Las Tablas de Daimiel”. Una reclamación que ha realizado minutos previos a la presentación del libro ‘Espacios Naturales protegidos en la provincia de Ciudad Real’, de los autores Óscar Jerez, Manuel Antonio Serrano y José Luis García Rayego –profesores de Geografía de la UCLM- y que ha editado la Biblioteca de Autores Manchegos, de la Diputación Provincial de Ciudad Real.
 
El consejero de Medio Ambiente ha hecho una mención especial a los dos parques nacionales de la región en alusión a que, “en este momento, el Gobierno regional está trabajando con el Ministerio de Agricultura para solicitar la transferencia de las competencias”. Y ha recordado que, los Parques Nacionales tienen que ser gestionados por las comunidades autónomas”, lo que demuestra que aquí se ha producido una “anomalía” desde hace muchos años, porque Castilla-La Mancha no gestiona ni Cabañeros ni Las Tablas de Daimiel. De hecho, Castilla-La Mancha, “es la única Comunidad Autónoma que no gestiona sus Parques Nacionales”.
 
Pero, además de los parques nacionales, la provincia de Ciudad Real cuenta con dos parques naturales (Lagunas de Ruidera y Valle de Alcudia y Sierra Madrona); siete reservas naturales (como el complejo lagunar de Alcázar San Juan, Laguna de Salicor y Navas de Malagón); tres reservas fluviales (Abedular de Riofrío, Sotos del río Milagro y río Guadalmez); 11 monumentos naturales (como el macizo volcánico de Calatrava, el volcán de Piedrabuena, la Posadilla y la Bienvenida); 18 microrreservas (bonales, minas y túneles de quirópteros, lagunas y humedales); y el paisaje protegido de la Chorrera, en Horcajo de los Montes. Espacios, todos ellos, gestionados por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha.
 
Compatibilidad de la agricultura y el medio ambiente
 
Al mismo tiempo, que ha defendido la gestión de los parques nacionales, Martínez Arroyo ha tendido la mano a ASAJA, para que trabaje en común “reclamando juntos a la Administración General del Estado, el agua, para generar riqueza en Castilla-La Mancha”.  Y, ha concluido que “una buena forma de hacerlo es, como ha hecho este Gobierno, recurriendo el Plan de Cuenca del Guadiana que está ahora mismo en el debate y que es el que tiene que garantizar los derechos de los agricultores de esta zona de la región”.