Notas de prensa

El Gobierno regional licita y adjudica las obras de mejora de la estación depuradora de Valdeganga

Albacete, 12 de febrero de 2019.- La Consejería de Fomento ha licitado las obras de mejora de la estación depuradora de la localidad albaceteña de Valdeganga con un presupuesto de 391.445 euros, siendo la empresa adjudicataria, Decennial-Proyelec, con sede en Ciudad Real.
 
Estas obras de mejora hidráulica se enmarcan dentro del convenio de colaboración para la prestación del servicio de depuración de aguas suscrito entre el Ayuntamiento de Valdeganga y la Consejería de Fomento a través de la empresa Infraestructuras Agua de Castilla La Mancha,  en el año 2005 y consistirán en la sustitución del tramo de colector de entrada a la depuradora y  la realización de un aliviadero.
 
El director provincial de Fomento, César López Ballesteros ha subrayado que estas actuaciones permitirán “aumentar la capacidad de entrada de caudal evitando los desbordamientos, el dragado, vaciado e impermeabilización de la balsa actual para garantizar su estanqueidad, la construcción de un tanque de tormentas y una arqueta de bombeo, así como la ejecución de las instalaciones de impulsión, bombas de vaciado y drenaje y las conexiones necesarias entre el tanque de tormentas y balsa de almacenamiento”.
 
Esta licitación, según ha explicado la propia Consejería de Fomento, tienen un plazo de ejecución de seis meses.
 
Además, López Ballesteros ha destacado que con esta actuación se pone de manifiesto “el compromiso del Gobierno del presidente Emiliano García- Page por el desarrollo de los pequeños municipios como Valdeganga y de la apuesta por la depuración de aguas residuales, durante toda la legislatura, como herramienta para preservar el medio ambiente”.
 
Antecedentes
 
El director provincial de Fomento, César López Ballesteros ha explicado que la depuradora de Valdeganga recibe el agua a depurar mediante dos colectores, y en épocas de fuertes lluvias el exceso de caudal es derivado por uno de sus colectores a una pequeña balsa situada junto a la planta.
 
“Este agua no tiene salida ni retorno al proceso de depuración, siendo la única manera de evacuación la evaporación”, ha explicado López Ballesteros, apuntando que la balsa alcanza su máxima capacidad en determinados periodos y el excedente de agua se acumule en las arquetas y pozos previos hasta incluso desbordarse, anegando así la parcela y mezclándose el agua residual con el agua tratada, perdiendo por tanto su funcionalidad.

Etiquetas