Notas de prensa

El Gobierno regional reclama a la oposición propuestas serias y creíbles al hablar de impuestos

Toledo, 5 de noviembre de 2020.- El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha reclamado hoy al Grupo Parlamentario Popular que haga propuestas serias y creíbles a la hora de solicitar una modificación de los impuestos, ya que proponer una bajada de todos los tributos cedidos y, al mismo tiempo, pedir incrementar el gasto, tendría como resultado un agujero en el estado de ingresos y en el estado de gastos de la Administración regional.  Así lo ha puesto de manifiesto Ruiz Molina durante su intervención en un debate general celebrado en las Cortes regionales relativo a las modificaciones de impuestos previstas en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021.
 
 
Sobre este asunto, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha explicado que, de acuerdo con los datos correspondientes al ejercicio 2019, la subida prevista del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a las rentas superiores a 300.000 euros anuales afectaría en Castilla-La Mancha a un total de 129 contribuyentes.
 
 
En relación con las rentas de capital y del ahorro, se prevé en el proyecto de Ley de PGE para el próximo año un incremento de tres puntos, que es una recomendación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y que en la región afectaría a 270 contribuyentes. En cuanto al impuesto sobre Patrimonio, que se incrementa en un punto para el tramo superior a 10 millones, en Castilla-La Mancha únicamente tendría repercusión para ocho contribuyentes.
 
 
Sobre las modificaciones de impuestos que reclama el Grupo Parlamentario Popular en la región, Ruiz Molina ha lamentado que prometan bajadas de impuestos cuando están en la oposición pero que cuando lleguen al Gobierno, por el contrario, los suban, como hicieron en el año 2012.
 
 
Una subida de impuestos que, tal como ha recordado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, estuvo acompañada de un incremento de la deuda y el déficit, el retraso en el pago a proveedores y recortes en el Estado de bienestar, que el Gobierno de Emiliano García-Page ha tenido que reconstruir desde 2015.
 
 
Deuda duplicada durante el Gobierno de Cospedal
 
 
En concreto, en relación con la deuda pública, Ruiz Molina ha recordado que en 2012 había en la región una deuda superior a los 6.000 millones de euros, que pasó a ser de 13.138 millones tras finalizar los cuatro años que gobernó el PP en Castilla-La Mancha. Es decir, se duplicó.
 
 
Sin embargo, desde julio de 2015 hasta ahora, es decir, en más de cinco años, el Gobierno de García-Page ha incrementado la deuda pública en la región sólo un 12 por ciento.
 
 
Para concluir su intervención, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha explicado que de la bajada de impuestos que propone el Grupo Parlamentario Popular saldría beneficiado quien más capacidad económica tiene, que pagaría menos impuestos; pero saldría doblemente perjudicado el que menos renta tiene, ya que es el que menos impuestos paga y el que a la vez más se beneficia de los servicios públicos que se prestan desde la Administración regional.