Notas de prensa

El Gobierno regional refuerza su compromiso frente a la lucha contra el cambio climático reduciendo las emisiones de los vehículos de su flota

Madrid, 1 de octubre de 2018.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reforzado su compromiso en la lucha contra el cambio climático para afrontar el calentamiento del planeta debido a la emisión de gases de efecto invernadero producidos por los vehículos, anunciando la adquisición de nuevos vehículos eléctricos e híbridos para reducir las emisiones.
 
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha manifestado tras la reunión del Consejo Consultivo de Política Medioambiental para Asuntos Comunitarios, en la que Extremadura y Andalucía le han delegado el voto.
 
En este encuentro, ha explicado a su salida, se ha tratado la lucha contra el cambio climático en relación a la emisión de los gases de efectos invernadero, centrado en lo referido al transporte particular y sus emisiones y el compromiso que se va a adoptar en la Unión Europea de reducir el efecto contaminante de esos vehículos
 
Así Castilla-La Mancha ha apoyado la posición del Ministerio Para la Transición Ecológica que trasladará al Consejo Europeo que pasa por reforzar el compromiso de España para el año 2020 y 2030, por lo que las comunidades autónomas harán lo posible para recudir estas emisiones en el parque automovilístico
 
En esta línea, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha señalado que a los dos vehículos adquiridos para la flota de la empresa pública Geacam, se unirán otros cuatro más antes de finalizar la legislatura. A esta acción para contar con una flota de vehículos menos contaminantes, se une la colocación de diversos puntos de recarga en las sedes de la empresa pública en Cuenca y Toledo, a los que se unirán nuevos, como los previstos en la planta de investigación, escalado industrial y validación de bioprocesos, Clamber, en Puertollano (Ciudad Real), los cuales se instalarán de manera paralela a las placas fotovoltaicas para la generación de electricidad de autoconsumo en edificios públicos.
 
Además, Francisco Martínez Arroyo ha anunciado que la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo rural incluirá en su flota 25 vehículos híbridos para el personal de la Consejería, los agentes medioambientales y los trabajadores de las oficinas comarcales agrarias.
 
Todo, encaminado, ha dicho, “para cumplir con ese compromiso que nos hemos dado entre todos de contribuir desde las comunidades autónomas en la lucha contra el calentamiento global”.
 
En la actualidad, ha resaltado, Castilla-La Mancha “ya cumple los compromisos que España adquirió para el año 2020” en esta materia, algo que ha destacado es, para el Gobierno de Emiliano García-Page, “una cuestión prioritaria” que también queda reflejada en el trabajo que se está llevando a cabo por el Ejecutivo creando una estrategia regional frente al cambio climático.
 
Menos consumo de bolsas de plástico
 
Junto a este asunto, en la reunión mantenida hoy en el Ministerio para la Transición Ecológica, se ha hablado de la elaboración de una directiva en la Unión Europea para reducir el consumo de plásticos de un solo uso.
 
Al respecto, Martínez Arroyo ha incidido que Castilla-La Mancha “está liderando las actuaciones”, recordando que, junto a la Consejería de Sanidad, y junto a la Federación de Empresarios, Fedeto, se está ya trabajando para la reducción de este consumo y concienciando a los ciudadanos de que “es posible” y también “imprescindible para garantizar el futuro del planeta”.
 
Martínez Arroyo pide “no lanzar las campanas al vuelo” ante el nuevo año hidrológico
 
En otro orden de cosas y preguntado por los medios de comunicación sobre el año hidrológico que acaba de finalizar y el que se inicia, Francisco Martínez Arroyo ha destacado que “no hay que lanzar las campanas al vuelo”, ya que pese a haber contado con un “año hidrológico bueno”, hay que recordar, ha matizado, que “venimos de cuatro años anteriores de extrema sequía” y estamos en una “situación compleja”.
 
Ante lo que pueda suceder en este nuevo año hidrológico que se inicia, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha pedido ser “extremadamente prudentes y seguir siendo muy responsables en el consumo del agua, y apostar por su consumo de agua eficiente”.
 
De esta manera, ha explicado que desde el Ministerio para la Transición Ecológica se ha prolongado los decretos de sequía en el Júcar y en el Segura, mostrándose convencido de que  “va a haber inversiones que van a beneficiar a Castilla-La Mancha” por parte del Ministerio, dado que el 25 por ciento de la cuenca del Segura y el 75 por ciento de la del Júcar se encuentran en la región.
 
Además, ha indicado que “tenemos que seguir alerta para garantizar el acceso al agua para el abastecimiento humano y las necesidades de nuestro regadío”, recordando la necesidad de que “el agua que está en Castilla-La Mancha nos ayude en primer lugar a garantizar las necesidades de Castilla-La Mancha”, teniendo en cuenta la normativa marco del agua que “es la base sobre la que tenemos que trabajar” en esta materia.
 
En relación al Guadiana, se ha mostrado convencido en que habrá “avances” para resolver los problemas de los agricultores de las explotaciones prioritarias.
 
En este sentido, ha puesto de manifiesto que es necesario “garantizar “el acceso al agua a los jóvenes que se quieren dedicar a la agricultura que en La Mancha, de igual forma que es posible “en el Segura en la región de Murcia, en el Júcar en la de Valencia o en el Júcar y Segura en Castilla-La Mancha”.