Actualidad

El Gobierno regional ha contribuido a rehabilitar 2.718 viviendas en Castilla-La Mancha

La Consejería de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha ha tramitado un total de 300 expedientes de ayuda a la rehabilitación de viviendas en la región desde la entrada en vigor de la Orden de abril de 2015, que ha sido recientemente modificada por el Ejecutivo autonómico para favorecer a los colectivos con mayores problemas de movilidad. El número total de viviendas beneficiadas a través de estas ayudas en la región asciende a 2.718, con un número aproximado de personas beneficiadas próximo a las 9.000, según estimaciones de la Dirección General de Vivienda y Urbanismo del Ejecutivo Autonómico.

Esta orden, que contenía dos líneas de actuación, ha permitido ejecutar con ayuda de la Junta de Comunidades y el Ministerio de Fomento a través del Plan Estatal de Vivienda un total de 164 actuaciones en zonas comunes en edificios de vivienda colectiva (línea 1), en los que se han visto beneficiadas un total de 2.582 viviendas de toda la región. A través de esta primera línea de la Orden, se han otorgado ayudas por un valor global de 4,5 millones de euros.

Sobre este particular, aunque la Consejería se encuentra a la espera de la decisión que tome el Ministerio de Fomento en relación al Plan Estatal de Vivienda, ya que el actual plan en vigor caduca en el ejercicio 2016, el Gobierno que preside Emiliano García-Page ha mostrado su disposición a proponer líneas de ayuda mediante fondos propios para el ejercicio 2017 independientemente de que el Gobierno de España acabe emprendiendo o no acciones de colaboración con las Comunidades Autónomas en este sentido.

Por provincias, es Albacete la que suma el mayor número de expedientes tramitados con 59, aunque es Guadalajara la que cuenta con un mayor número de viviendas afectadas por las obras de rehabilitación, con un total de 985. En cuanto al montante total económico, es nuevamente Albacete la provincia donde se han otorgado las mayores cuantías, con 1,4 millones de euros, seguida de Guadalajara, con 1,3 y Cuenca con 925.486 euros. Los beneficiarios de esta primera línea de la orden son tanto las comunidades de propietarios como las agrupaciones de comunidades de propietarios o los propietarios únicos de edificios de viviendas.

Por lo que respecta a la línea 2, íntegramente financiada por el Gobierno de Castilla-La Mancha y destinada a la rehabilitación de viviendas individuales que cumplan una serie de requisitos, el total de expedientes tramitados por la Consejería de Fomento asciende a 136, el mismo número de viviendas afectadas. El montante total de las ayudas concedidas hasta la fecha se eleva hasta 264.357 euros, siendo la provincia de Cuenca la que mayor número de expedientes y cuantía total suma, con 47 viviendas rehabilitadas y 90.203 euros concedidos.

Precisamente en esta segunda línea, el Gobierno regional introducía recientemente modificaciones en la Orden que las regula, cambios que han entrado en vigor esta misma semana con el objetivo de impulsar las obras de rehabilitación en materia de accesibilidad en las viviendas habitadas por personas mayores o discapacitadas. Las nuevas subvenciones máximas han pasado de 1.500 euros a 2.500 cuando se trate de obras de conservación, de 1.500 a 2.500 euros cuando las obras realizadas mejoren la calidad y sostenibilidad de la vivienda y de 2.000 a 2.500 euros para actuaciones relacionadas con la accesibilidad.

Estas últimas pueden alcanzar gracias a la nueva redacción de la norma que las regula un máximo de 7.500 euros cuando en el edificio o vivienda habiten personas con algún grado de discapacidad reconocido o tengan más de 65 años de edad. De manera excepcional podrán incrementarse en un 10 por ciento cuando actúen sobre edificios o viviendas con protección integral urbanística, estén catalogados o cuenten con la declaración reconocida de Bien de Interés Cultural. Las ayudas no pueden superar el 50 por ciento del coste total de la intervención, aunque pueden alcanzar el 70 por ciento cuando estén relacionadas con la accesibilidad, tal y como recoge la Orden en su nueva redacción.