Actualidad

Implantación de prótesis de muñeca para la articulación radiocubital distal

Talavera de la Reina, 18-Marzo-2011 Hospital General "Ntra. Sra. del Prado" de Talavera de la Reina. Imagen: Dr. Santiago Fang, traumatólogo del Centro. Foto: Abel Martínez. Sescam.

Especialistas en el tratamiento de patologías de la mano del Servicio de Traumatología del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), han implantado por primera vez en el centro una prótesis de articulación radiocubital distal de la muñeca en una paciente que presentaba dificultades para la movilidad de la articulación, así como complicaciones para su vida cotidiana debido al dolor que le impedía coger peso.

Según explica el doctor Chao-Yuan Fang Chen, que lidera el equipo de especialistas expertos en patología de la mano del Servicio de Traumatología que han realizado esta intervención, esta prótesis está indicada especialmente en pacientes con inestabilidad radiocubital distal con artrosis en la articulación, o bien en aquellos pacientes que presentan secuelas de cirugías previas que hagan imposible otro tratamiento o en casos en los que se haya producido una destrucción de la articulación.

Esta novedad asistencial es fruto de la implicación de los profesionales del Área, buscando la modernización de las técnicas que se ofrecen a los pacientes y simplificar las intervenciones, así como disminuir los efectos secundarios y las complicaciones para el paciente.

Así, el doctor Fang explica que en los casos en los que se presenta alguna patología en la articulación radiocubital distal, el paciente sufre mucho dolor y rigidez, viéndose especialmente impedido el giro de la muñeca. De este modo, esta prótesis “permite restablecer la cinemática normal de la articulación, facilitando el giro de la muñeca y la posibilidad de coger carga”.

La intervención, apunta, se realiza en pocos hospitales de España. Así, explica que requiere de mucha precisión y debe realizarse bajo control radioscópico.

Lo novedoso es que “permite abordar con mayor eficacia que hasta ahora la patología que afecta a una articulación muy complicada como la radiocubital distal”.

Una vez realizada la intervención, el periodo de recuperación oscila entre 4 y 8 semanas, que debe ir unido a un trabajo de rehabilitación indispensable para recuperar la movilidad, explica el doctor Fang.