Tomelloso

Iniciadas las obras de la plaza de barrio de la calle Oriente con Dulcinea

El plazo de ejecución de unas obras que incluye mejoras estéticas y de accesibilidad, es de un mes

 

 

Esta semana se han iniciado las obras una nueva plaza de barrio en Tomelloso, la tercera de las cinco previstas por el equipo de gobierno para esta legislatura. Se trata de la situada en la confluencia de las calles Oriente, Dulcinea y Santos Burillo, un punto que une los barrio del Moral con Esperanza. La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, y el concejal de Urbanismo, José Ángel López han presentado esta mañana a los medios esta actuación que tiene un plazo de ejecución de un mes.

 

La alcaldesa ha explicado a pie de obra que la ejecución de esta plaza, que responde a un compromiso electoral del grupo socialista, se va a ejecutar gracias a una subvención de 71.000 € de la Diputación Provincial, que no solo se destinarán a esta plaza de barrio, sino también a mejoras en accesibilidad en el Paseo de Ramón Ugena y en los edificios municipales.

 

El concejal de Urbanismo ha explicado que la zona de actuación situada en la confluencia de las calles Oriente, Dulcinea y Santos Burillo, es un entorno muy transitado al encontrarse cerca la parroquia de Los Ángeles y varios negocios muy populares como una panadería y una farmacia que provoca que los peatones pasen con frecuencia por este punto. A pesar de existir cerca un paso elevado de peatones en la calle Oriente, la zona no estaba bien regulada para los peatones por lo que el proyecto incluye varias rampas para mejorar la accesibilidad y la comunicación entre las calles Santos Burillo y Argensola.

 

Otras de las singularidades de la zona es que esta parte de la calle Oriente es muy ancha lo que propicia cierta velocidad en los vehículos y una incorporación peligrosa de los coches que se desviaban a la calle Dulcinea, por lo que ha continuado explicando el concejal que se va a dejar la calle Dulcinea como una media rotonda para que los vehículos no puedan entrar directamente a esa vía. Por otra parte, dijo, la anchura se va a regular con marcas viales, no descartando la intervención con bordillos, si el buen criterio de los conductores no prevalece.

 

La tercera actuación en la nueva plaza incluirá las reformas estéticas. La isleta actual, poco atractiva sin calidad estética y condenada al abandono, se va a ampliar con una pequeña acera que facilite el paso de peatones de Santos Burillo a Argensola, permitiendo ir por las fachadas de Dulcinea o bordeando lo que será la nueva zona ajardinada de la isleta central. También se estudiará la introducción de mobiliario urbano en la actuación siempre que lo permita la intervención y se acometerá la reforma del jardín, dejando los árboles de mayor porte, actuando en los setos y limpiando la zona.

 

Hasta la fecha ya se han ejecutado plazas de barrio en la calle Domecq y en el barrio del Moral. A esta en ejecución, se unirán para próximas actuaciones de este tipo, las previstas en la calle Alcántara y en el barrio de San José.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Tomelloso