Ciudad Real

La Junta de Gobierno Local aprueba el proyecto de la primera fase de las obras de la Plaza de Cervantes

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana los proyectos de obras que el Ayuntamiento de Ciudad Real presentará a la convocatoria del Plan de Obras de la Diputación Provincial de Ciudad Real 2016. Serán dos proyectos: por un lado la adecuación de saneamiento de caminos en pedanías por valor de 51.000 euros y la primera fase de adecuación de la Plaza de Cervantes y su entorno, cuyo presupuesto es de 537.647 euros.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana los proyectos de obras que el Ayuntamiento de Ciudad Real presentará a la convocatoria del Plan de Obras de la Diputación Provincial de Ciudad Real 2016. Serán dos proyectos: por un lado la adecuación de saneamiento de caminos en pedanías por valor de 51.000 euros y la primera fase de adecuación de la Plaza de Cervantes y su entorno, cuyo presupuesto es de 537.647 euros.

Este proyecto tiene como objetivo resolver y mejorar las deficiencias y problemas que en la actualidad presenta este espacio urbano peatonal de gran simbolismo e importancia para la Ciudad. Una de las carencias más evidentes es la falta de estabilidad del subsuelo la cual se manifiesta en la superficie de la Plaza.

“Vamos a abrir en canal la plaza”, reconocía el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, que explicaba cómo en una primera fase “se renovarán todas las redes de agua y de saneamiento y el resto de infraestructuras del subsuelo y se va a mejorar la estabilidad del firme y del pavimento. Luego habrá una segunda fase en la que se mejorará el tratamiento superficial de la plaza y se completará su ordenación”. Una segunda fase en la que se está estudiando una peatonalización de la avenida Alfonso X el sabio.

A juicio del concejal la progresiva evolución de las señales de deterioro de la plaza, junto con los distintos estudios del subsuelo y las infraestructuras existentes, marcan la necesidad de intervención para resolver tales problemas.

El concejal reconocía que hay 3 puntos de hundimiento bastante graves con zonas del pavimento que están hundidas, en que las pendientes han aumentado considerablemente en algunos puntos superando el 6% (muy superior al 1-2 % originales de la obra ejecutada entre 1.993-1.994). Además la estatua de Cervantes y el propio pedestal de granito, presentan un considerable desplome hacia el lado este con un desnivel de más de 5 centímetros de unos vértices a otros.

Con los datos aportados por el levantamiento topográfico (de 30 abril de 2015) se puede comprobar que la rasante del terreno ha experimentado descensos en algunos puntos de hasta 35 cm respecto a su configuración inicial. Y con el 2º levantamiento topográfico de comprobación (de 10 de octubre de 2015) se puede constatar que el descenso de la superficie del terreno es progresiva, en algún punto han descendido hasta 3 centímetros en las zonas más afectadas, el resto apenas ha experimentado variación.

Alberto Lillo reconocía que la red de agua potable y las redes de riego también tienen deficiencias que dan lugar a averías y fugas. Estas redes de agua que discurren por la Plaza de Cervantes son de fibrocemento de los años 60, de 150 mm de diámetro, salvo un tramo de unos 50 ms. renovados con polietileno. Son tuberías muy antiguas, frágiles, con piezas muy deterioradas en juntas y llaves de corte, con frecuentes pérdidas y averías, lo que hace urgente su renovación.

Según los datos del estudio geotécnico, se observa que el nivel de rellenos antrópicos (escombros y cascotes junto con zahorra y arcilla) ha tenido un lavado de materiales, lo que indica que la compactación tras su colocación no fue la adecuada. Además se ha detectado arcillas grises con contaminación orgánica maloliente, lo que nos da idea del origen probable en una rotura del saneamiento.

En los suelos arcillosos, la humedad modifica sustancialmente las propiedades mecánicas de estos terrenos, disminuyendo la capacidad de soporte.

El concejal reconocía que se trata de una obra complicada, compleja, pero que tenemos que recuperar que todas las tuberías de saneamiento y de de abastecimiento que pasan por la Plaza del Pilar. Se aprovechará con las empresas suministradoras de luz o gas para que todas las infraestructuras que consideren que tienen que ser mejoradas aprovechando la apertura de plaza, se mejoren.

Así pues las actuaciones previstas serán las demoliciones y trabajos previos, se retirará todo el material superficial de la plaza, se llevará a cabo movimiento de tierras en todo el área de las redes de saneamiento y agua potable, renovación del saneamiento y agua potable de toda la red de la plaza que estarán protegidos con unas camisas, con las acometidas a los edificios incluida, y de varias instalaciones, la consolidaciones del terreno a través de micropilotes (inyectando materiales que lleguen hasta la piedra caliza del subsuelo, para dar más consistencia) y la pavimentación, así como labores de gestión de residuos y la seguridad y salud.

Unas obras que se presentarán vía telemática a la convocatoria de la Diputación, para que, una vez resuelta la convocatoria, las obras de esta primera fase puedan comenzar en el otoño. Se prolongarán durante 7-8 meses. El concejal se reunirá la semana que viene con los vecinos de la plaza y con los responsables de las empresas instaladas allí para explicarles en qué van a consistir las obras de esta primera fase de la Plaza de Cervantes.

 

Noticias del Ayuntamiento de Ciudad Real