Cuenca

La Junta de Gobierno Local aprueba una declaración institucional con motivo de los 20 años de la inscripción de Cuenca en la lista de Patrimonio Mundial .

La Junta de Gobierno Local ha dado el visto bueno esta mañana a la Declaración Institucional que se ha elaborado con motivo de los 20 años que hoy se cumplen desde que Cuenca fuera inscrita por la UNESCO en la lista de Patrimonio Mundial.

En ella queda recogido un reconocimiento al papel de las personas e instituciones que hicieron posible el reconocimiento de la UNESCO.

En cuanto a la inscripción, confirma el valor excepcional y universal de un sitio cultural o natural que debe ser protegido para el beneficio de la humanidad.

TEXTO DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

Hoy se cumplen veinte años de la inscripción de la “Ciudad Histórica Fortificada de Cuenca” en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. La inscripción confirma el valor excepcional y universal de Cuenca. Su Casco Antiguo es un ejemplo de ciudad medieval fortificada que ha conservado un entramado urbano original perfectamente integrado en el paisaje natural formado por los cerros de la Majestad, San Cristóbal y del Socorro, sus dos hoces y los ríos Júcar y Huécar que la rodean, junto a los barrios del Castillo, San Antón y Los Tiradores, Puerta de Valencia, calle Los Tintes, Cerrillo y Hospital de Santiago. Sitios y enclaves históricos, culturales y naturales que deben ser protegidos para el beneficio de la humanidad.

Tal declaración, por parte de la UNESCO, es un reconocimiento internacional y, al mismo tiempo, supone la gran responsabilidad de proteger y conservar el Patrimonio junto a sus valores históricos, culturales e identitarios para las generaciones futuras.

Renovamos nuestro compromiso conjunto, firme e inquebrantable de afrontar, promover e impulsar actuaciones en aras a lograr la adecuada recuperación y gestión del Patrimonio histórico y cultural, una estrategia turística inteligente y responsable, la mayor participación de los agentes locales y de los ciudadanos y a incentivar la colaboración entre el sector público y privado.

Convencidos de que proteger el Patrimonio supone tener en cuenta la base económica y la realidad social del Casco Antiguo y su entorno, por tanto, pasa por defender a sus habitantes, rehabilitar las viviendas, edificios y negocios, mejorar la accesibilidad y la movilidad, la dotación de mejores equipamientos y servicios públicos para frenar el proceso de degradación y atraer nuevos residentes, contribuyendo al rejuvenecimiento de la población y a la regeneración urbana.

Creemos que la planificación y la gestión integral del Patrimonio es clave en su conservación y protección, es necesario entenderla de forma transversal e incorporar a su gestión los conceptos de sostenibilidad y solidaridad que se han de presentar a través de su accesibilidad universal así como de la participación e implicación social de la ciudadanía en su protección y conservación junto a estrategias de educación, información y difusión.

Impulsaremos la planificación sobre los bienes y sus indicadores son instrumentos necesarios que permiten el conocimiento, la conservación y recuperación del Patrimonio, su valorización cultural, viabilidad y sostenibilidad económica.

Reconocemos la extraordinaria labor del Real Patronato de la Ciudad de Cuenca, cuya Presidencia de Honor corresponde a Su Majestad el Rey, siendo el Presidente del Gobierno de España el encargado de presidir sus reuniones. En sus doce años de existencia, el Real Patronato y su Consorcio han sido promotores de innumerables acciones orientadas a la conservación y revitalización del Patrimonio, así como al desarrollo y potenciación de las actividades culturales y turísticas vinculadas a la ciudad de Cuenca.

Consideramos que el mantenimiento, protección y promoción de los bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, por la naturaleza y presión a la que están sometidos, suponen más cargas de trabajo, una complejidad y dificultades técnicas añadidas, un mayor coste en el mantenimiento y en la prestación de servicios y, por tanto, un sobreesfuerzo económico por lo que pedimos una mayor implicación de las demás administraciones competentes.

El Patrimonio es y debe ser fuente de progreso y generación de riqueza económica por lo que se debe realizar una adecuada gestión de los recursos para aprovechar las oportunidades que ofrecen las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), maximizar los beneficios a la ciudad con una adecuada estrategia turística y mejorar la coordinación entre los aspectos patrimoniales y urbanísticos que no se circunscriben a sus propios límites.

Y finalmente, agradecemos a todas las personas e instituciones que de una u otra forma, y siempre más allá de sus responsabilidades, hicieron posible la iniciativa, la apoyaron y una vez recibida la Declaración a lo largo de estos veinte años, han contribuido a la conservación y revitalización de nuestro Patrimonio.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Cuenca