Notas de prensa

Los positivos datos económicos de la región corroboran el acierto del Gobierno en la elaboración de los presupuestos para 2016

Puertollano (Ciudad Real), 26 de octubre de 2016.- El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha puesto hoy en valor los diversos datos económicos positivos de Castilla-La Mancha, que vienen a corroborar el acierto del Gobierno regional a la hora de elaborar los presupuestos de este año, así como las decisiones encaminadas a incentivar el empleo y recuperar los servicios públicos esenciales.
 
Ruiz Molina se ha manifestado en este sentido a preguntas de los medios de comunicación antes de asistir al simulacro del Plan de Emergencia Exterior de Puertollano (PEEP), resaltando que los últimos datos dados a conocer por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, reflejan la mejora de las finanzas públicas de Castilla-La Mancha.
 
Así, ha destacado que la región ha logrado reducir en 160 millones el déficit en un solo año, pasando de un porcentaje del 0,80% del PIB en agosto de 2015 a uno del 0,37% en el mismo mes de esta año. También se ha referido a la reducción del periodo medio de pago a proveedores, que en agosto se ha situado en la mitad de días que la media del conjunto de Comunidades Autónomas.
 
Unos datos a los que, además, se suman las previsiones económicas de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) conocidas ayer, que estiman que este año y el próximo Castilla-La Mancha crecerá por encima de la media nacional. En este sentido, ha recordado que para este año Funcas prevé que Castilla-La Mancha crezca un 3,2% mientras que la media de las regiones será un 3,1%. Una diferencia positiva que también se mantiene en 2017, cuando para el conjunto de las Comunidades Autónomas se estima un crecimiento del 2,3% y para Castilla-La Mancha del 2,5%Para Ruiz Molina todos estos datos respaldan las decisiones adoptadas por el Gobierno de Emiliano García-Page en relación al presupuesto regional para 2016 y las que se han tomado desde el inicio de la legislatura para reconducir la situación económico-financiera de la Junta de Comunidades.
 
“Son datos que ponen de manifiesto que el presupuesto de 2016 estaba bien confeccionado en el sentido de que tenía unos objetivos claros de consolidación del gasto social e incentivo al crecimiento económico y, al mismo tiempo, era un presupuesto que permite cumplir los objetivos de déficit que nos habíamos marcado y nos estamos marcando para 2016, por lo tanto, satisfacción plena”, ha resaltado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas.
 
Las medidas recogidas en los presupuestos regionales para 2016, por un lado, han tendido a reactivar la actividad económica, con el Plan Adelante, y el empleo, a través del Plan Extraordinario por el Empleo, y su buen resultado se refleja tanto en la reducción del paro en Castilla-La Mancha desde el inicio de la legislatura como en el aumento de la confianza empresarial y del número de empresas creadas en la región, un total de 3.280.
 
Una mejora que también se ha reflejado en la calidad de los servicios públicos esenciales como la sanidad. Según un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Castilla-La Mancha ha ascendido siete puestos en el ranking nacional con respecto a 2015.