Cuenca

Mariscal augura un gran futuro a la Escuela de Cine de Cuenca porque “encaja perfectamente con la Estrategia DUSI al atajar la problemática de la falta de dinamismo y retención de la juventud”.

El Centro Joven de Cuenca abrió sus puertas ayer, por tercer año consecutivo, a un nuevo curso de la Escuela de Cine de Cuenca. Momento en el que el alcalde, Ángel Mariscal, quiso estar presente y acompañar a todos los alumnos, nuevos y antiguos, en el que era su primer día de clase.

En el acto, al que asistieron cerca de medio centenar de personas, le acompañaban el director de la Escuela, Juanra Fernández, y el concejal de Juventud, José María Martínez.

Mariscal quiso agradecer a Fernández su invitación, a quien puso como ejemplo de “gente creativa a la que interesa apoyar porque se interesan por Cuenca y se convierten en un polo de atracción de personalidades importantes y famosas”. Además, alabó su labor en este proyecto al que Mariscal augura mucho futuro en la capital.

En este sentido el primer edil recordó que desde el Ayuntamiento se ha elaborado una Planificación Estratégica de la Ciudad para los próximos años (DUSI) y en ella, uno de los problemas que detecta es el de la falta de dinamismo en la ciudad y la escasa retención que hay de gente joven en Cuenca. Gente con talento formada, prosiguió, que tiene que marcharse fuera.

Por eso, proyectos como la Escuela de Cine que apuestan por la creatividad, la formación en edición de audio, imagen, redacción de guiones, interpretación, dirección y rodaje de películas, junto a otro tipo de actividades que también se imparten en el Centro Joven, añadió, encajan perfectamente para abordar y atajar una de las problemáticas sociales y económicas que padece la capital.

Así las cosas, Mariscal señaló que “gracias a esta ayuda europea y al buen trabajo del Ayuntamiento, nos van a dar diez millones de euros, parte de los cuales irán destinados a través de esa Estrategia a las áreas dedicadas a la juventud, la animación sociocultural, la creatividad, las nuevas tecnologías y los emprendedores, entre otras”.

En definitiva, indicó, para todas aquellas personas que, como los alumnos de la Escuela de Cine, muestran tener inquietudes y que a la larga, permitirán que Cuenca compita con ciudades como Madrid o Barcelona para atraer una industria cultural y creativa como es la del cine.

El alcalde quiso terminar su intervención animando a todos los allí presentes a superar este nuevo curso cargado de contenidos y actividades interesantes; y a seguir aprendiendo de forma divertida.

Por su parte, Martínez brindó todo el apoyo y la colaboración del área de Juventud con este proyecto.

En cuanto al director, Juanra Fernández, manifestó que la Escuela de Cine es el puente perfecto para que los alumnos se inicien en la práctica cinematográfica. Y es que, destacó que “nuestra ciudad es una excelente cantera de cineastas y artistas audiovisuales, y el punto de encuentro que supone la escuela de cine incentiva el intercambio de ideas y el surgimiento de colaboraciones que favorecen la creación común”.

SOBRE LA ESCUELA DE CINE

La formación lectiva completa de la escuela se divide en tres bloques principales (de uno o dos cursos cada uno) bajo un concepto proporcional a modo de estructura aristotélica o trama unificada escindido en PLANTEAMIENTO, DESARROLLO y DESENLACE. Así, en cada ciclo las clases teóricas y prácticas, haciendo especial hincapié en las últimas, ya que un cineasta debe dominar sobre todo esta parte.

Durante los tres años de existencia de la escuela, se han realizado numerosos trabajos, tanto individuales como de conjunto, siendo el más importante el cortometraje La Cena, un trabajo común junto a las escuelas de Música y Artes Escénicas.

En el curso presente se están desarrollando el documental ‘Un instrumento para Henar’ y el cortometraje, ‘La vaca’.

Además desde la escuela se trabaja en la organización de la segunda edición del festival de cine Ficción-20.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Cuenca