Cuenca

Mariscal y Ureña acuerdan importantes actuaciones medioambientales y de prevención de inundaciones para Cuenca por importe de 1,5 millones de euros.

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha mantenido esta mañana una reunión en Valencia con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) María Ángeles Ureña, junto al comisario, Javier Ferrer, y el director, Pedro Marco Segura, para reclamar nuevas inversiones para la capital y conocer el estado de las ya comprometidas.

El primer edil había solicitado esta reunión para hablar de los proyectos de la Confederación, organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), en la ciudad y que se contemplan en el Programa de Medidas del Plan Hidrológico del Júcar.

En la reunión se han tratado y avanzado las líneas generales de ambos los proyectos. El proyecto de restauración y adecuación medioambiental del río Júcar a su paso por Cuenca supondrá la recuperación de una amplia franja de ribera y zonas aledañas del Júcar desde El Sargal hasta la desembocadura del Moscas en la Fuente del Oro y Las Cañadillas, donde se encuentran el recinto ferial y el Bosque de Acero.

El anteproyecto contempla tratar la vegetación en mal estado, como por ejemplo los árboles que puedan suponer un peligro para las personas por posibles caídas, y eliminar los residuos y escombros existentes, con una gestión adecuada. Asimismo incluye realizar una amplia senda peatonal que discurra por toda la superficie de la actuación, sobre todo por la ribera del río Júcar, y un acceso peatonal desde la Ronda Oeste. A lo largo de dicha senda se colocará mobiliario de diverso tipo como un cartel informativo al inicio de la senda; talanqueras de madera en las zonas de mayor desnivel; bancos de madera; miradores para el disfrute del paisaje de la ribera y del cauce del río Júcar; o puestos de pesca para el deleite de los pescadores.

El documento también recoge la adecuación de zonas multiusos recreativas, en la medida que lo permitan los estudios de análisis de riesgos potenciales. De esta forma, y repartidas por la superficie de la zona de La Alameda se crearán zonas de disfrute para conquenses y visitantes de todas las edades.

Al igual que se ubicarán zonas de jardín de rocallas, contemplando muestras de los diversos tipos de rocas recogidas a lo largo del curso del río. Además, el mismo estudio previo contempla plantar arbolado con especies autóctonas a lo largo de toda la superficie, al mismo tiempo que crear en un tramo de la senda un recorrido botánico, también mediante las especies autóctonas más características de la zona, a las que acompañará un cartel identificativo.

El encuentro ha servido también para que se contemple la permeabilización del Puente de la Avenida de San Julián. Actuación esta que, por tratarse de “una situación de riesgo excepcional” ha sido reclamada por el Alcalde. En la reunión se ha avanzado que para mejorar la permeabilización se colocarán cuatro “cajones” de 2,5 metros de altura y 20 metros de longitud para lo cual han pedido la colaboración del Ayuntamiento en la cesión e identificación de las parcelas y durante la ejecución de las obras.

En este sentido, otro acuerdo muy importante ha sido el de adelantar a 2017 y 2018 las inversiones previstas inicialmente para los años 2019 y 2021 en el Programa de Medidas del Plan Hidrológico del Júcar, y cuyo importe total, actuación medioambiental y de prevención de inundaciones podrían superar los 1,5 millones de euros.

Para Mariscal, cabe destacar que “todo esto ha sido posible porque el actual equipo de Gobierno presentó en junio y septiembre de 2015 sendas observaciones para que se incluyeran dichos proyectos en la modificación del Plan Hidrológico”, al que el ayuntamiento hizo observaciones en varias ocasiones.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Cuenca