Notas de prensa

Olmedo ensalza la caza por ser “un activo social” que genera riqueza, empleo y turismo y fija población en el mundo rural

Campo de Criptana (Ciudad Real), 17 de marzo de 2018.- La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real Carmen Olmedo, ha realizado una defensa cerrada de la actividad cinegética porque es un “activo social” de nuestra provincia y de nuestra región que genera riqueza y empleo, potencia el turismo y contribuye a fijar población en el mundo rural.
 
No en vano, Olmedo ha manifestado que “no hay ninguna comunidad autónoma de España con mayor potencialidad que Castilla-La Mancha”, pues ha cifrado en más de 630 millones de euros al año la contribución de este sector a la economía regional, una tercera parte en la provincia ciudadrealeña, que además reporta beneficios para otros sectores complementarios, entre ellos la hostelería y la restauración.
 
Unas declaraciones efectuadas por la delegada de la Junta de Comunidades en el transcurso de la Gala de la Caza organizada por la Federación de Caza de Castilla-La Mancha  en Campo de Criptana, donde también ha tenido palabras de agradecimiento y de felicitación para “todos aquellos cazadores que tienen muy claro dos cosas: la primera, que son los primeros interesados en el cuidado y respeto a nuestro medio ambiente y, segunda, que la actividad que desarrollan, ya sea como profesionales o aficionados, es perfectamente compatible con la agricultura, la ganadería, el ocio o el turismo antes mencionado”.
 
Precisamente por ello, y coincidiendo con la reciente aprobación de la nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha en las Cortes Regionales, Olmedo ha hecho un llamamiento a “unir fuerzas y apostar por un sector de la caza que es determinante y que se merece el máximo respecto y la mínima confrontación si queremos que no pierda relevancia”, y a este respecto ha dejado claro que “pese a los bulos que se han lanzado, los aguardos nocturnos al jabalí van a seguir como siempre, es decir, no se prohíben en ningún momento”.
 
Todo ello dentro de una nueva normativa con importantes cambios que es fruto de dos años de interlocución y que “se caracteriza sobre todo por su carácter social y responsable, ya que recupera la figura de los cotos sociales, exime a las personas jubiladas del pago de las tasas para la obtención de la licencia de caza o pesca, ofrece una exención del 50 por ciento para las sociedades de cazadores en los pueblos y compatibiliza el disfrute del monte y el medio rural por parte de toda la ciudadanía”, ha remarcado Olmedo.
 
Por último, la representante del Ejecutivo regional ha reiterado el compromiso del Gobierno que preside Emiliano García-Page por la protección de la caza para garantizar su futuro con una ley que responde a las demandas de la sociedad del siglo XXI”.