Herencia

Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator

Elías Escribano, Perlé por el mundo, atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator. Crónica de las etapas 514 a la 523 del lunes, 29 de abril al miércoles 8 de mayo de 2019.    

“…igual que el dromedario yo soporto las cargas con mi paso cansino de soledad, las llevo sobre mí por arenas persistentes y largas; y, como el dromedario, avaricioso, traje mi cántaro de agua, y te bebo y te bebo sin otro dios que tú mientras dura el viaje”. “Amada”. FÉLIX GRANDE

Te dejé caballero Elías a las puertas del impresionante Desierto del Gobi a través del cual accedes a un nuevo país que incorporar a tu mochila perleriana: Mongolia.

Mongolia, un país sin acceso al mar que limita con Rusia al norte y con China al sur. Su capital es Ulán Bator, en donde reside la mitad de la población total.

Esta nación tiene sus raíces en el antiguo Imperio Mongol, que dominó gran parte de Asia durante el siglo XIII. De aquella época histórica la memoria de Gengis Khan y sus sucesores más inmediatos que conquistaron prácticamente la totalidad de Asia y la Rusia europea, enviando ejércitos incluso a sitios tan lejanos como la Europa Central o el sureste asiático. El nieto de Gengis Kan, Kublai Kan, conquistó China y fundó la dinastía Yuan (1279-1368) ganando una gran fama en Europa debido a los escritos de Marco Polo.

Posteriormente, Mongolia perdió su independencia al ser asimilado por Manchuria, desde finales del siglo XVII hasta 1911, año en que recuperó brevemente su independencia, hasta que  en 1919 las tropas chinas ocuparon su capital. En 1921, con la ayuda de la Unión Soviética, volvió a independizarse y tres años más tarde, en 1924, se proclama la República Popular de Mongolia, adoptando políticas comunistas y, de hecho, considerándose un estado satélite de la Unión Soviética.? Sin embargo, tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, Mongolia aprueba en 1992 una constitución liberal que marca la transición a la democracia representativa.

Es el decimonoveno país más grande del mundo  pero es el menos densamente poblado. El país está dominado por estepas y montañas al norte y oeste y el desierto de Gobi al sur. De los poco más de tres millones de habitantes que tiene existe una alta tasa de nómadas y seminómadas, que ronda un 30%. La mayoría de la población son de la etnia mongol, con una minoría de etnias túrquicas como el kazajo. El budismo tibetano es la religión mayoritaria del país.

Perlé por el mundo. Etapa 515 a 516.

Tras preparar cocienzudamente a Penélope te adentras en el desierto de Gobi, lo primero pasar al lado mongol de la frontera en el enclave de Zamyn Uud. Para empezar te indican que no puedes llegar al punto fronterizo mongol en bicicleta y te indican que debes hacerlo en algún vehículo. Así que has de montar a Penélope en el automóvil de un lugareño y llegar así al edificio donde  ultimar los trámites burocráticos para atravesar el país.

El viaje de Penélope sobre el auto fue accidentado. Uno de los “pulpos” con los que estaba enganchada al capó del coche se soltó y cayó a la arena del desierto. Tu primera impresión de los primeros habitantes del lugar no deja de inquietarte: ves alguna pelea, la policía empleándose a fondo y la conclusión no puedes resumirla de forma más concisa, “son de mecha corta”.

Parece ser que el espíritu del legendario Gengis Khan, señor que fuera de todas estas tierras, ha dejado su impronta en la naturaleza de estas gentes. Palpas la agresividad por todos sitios.

Perlé por el mundo. Etapas 515 y 516.

Impresionante esos audios tuyos que recibo desde la profundiad del desierto, donde el viento aúlla como testigo de las inclementes circunstancias meteorológicas que te envuelven en estas jornadas aventureras.

En tu discurrir a través del Gobi en dirección a la capital de Mongolia, pasas por la ciudad de Sainshand. De este lugar fue natural una gran personaje de la cultura mongola del pasado siglo XIX, Danzanravjaa. Fue un gran intelectual, que destacó como escritor, compositor, pintor, erudito budista, médico y fue el Quinto Noyon Khutagt (los denonimandos Lamas del Gobi). Famoso por su labor poética pero también es conocido por su Profecías y tratados sobre medicina, filosofía y astrología .

En la mitad del recorrido desde la forntera a la capital del país pasas por el enclave de Airag. Lugar importante en la economía de Mongolia por la explotación de sus minas de fluorita. Este mineral es empleado en la actividad industrial como como fundente en la fundición de hierro y del acero, y además es empleado como fuente de flúor y ácido fluorhídrico para uso cerámico y en los vidrios ópticos.

Dentro de lo complicado de atravesar el desierto te has encontrado con más núcleos poblacionales de los esperados por lo que no ha sido necesario portar grandes cantidades de agua, pues tras dos o tres decenas de kilómetros siempre hallabas yurtas donde sus pobladores te dieron el vital líquido elemento. Al final el Gobi ha sido un “desierto vivo”.

Perlé por el mundo. Etapas 520 a 522.

Antes de alcanzar Ulan Bátor, capital de Mongolia, llegas a  Bayantal. Un enclave que en sus proximidades alberga los restos polvorientos y moribundos de una base aérea soviética que fuera enclave estratégico del poder de un imperio, el soviético, de finales del siglo XX. En la actualidad sólo el recuerdo de viejas barracas agrietadas, antiguas perchas de aviones y depósitos de suministros, puertas de metal oxidadas… que sólo son visitadas por niños jugetones o fotográfos entrometidos como lobos de desierto que visitan los que fueron antiguos ejemplos de acontecimiento históricos hoy ya olvidados.

Perlé por el mundo. Etapa 523.

Y tras una decena de etapas atravesando el Gobi llegas a la capital del país, Ulán Bator. La ciudad se encuentra en el valle que forman las montañas Bogdh Khan, Songino Khairkhan, Chingeltei y Bayanzurkh y que es cruzado por el río Tuul. Es el centro cultural, industrial y financiero del país, así como un nudo de transporte conectado por carretera con las mayores ciudades de Mongolia y por el ferrocarril con el Transmongoliano y el sistema ferroviario chino.

En las proximidades de la ciudad se encontraron pinturas rupestres de la Edad del Bronce (hace unos 3000 años). Estas pinturas muestran figuras humanas, caballos, águilas y diseños abstractos como líneas horizontales y grandes esquinas con más de un centenar de puntos en ellas. El mismo estilo de pintura se encontró en el sur de Siberia, lo que demuestra que hubo una cultura común nómada en la zona.

Ulán Bator fue fundada en 1639 como centro de monasterios budistas y, en el siglo XX, se convirtió en un gran centro industrial caracterizado por sus amplios bulevares y plazas y por su arquitectura de estilo soviético de mediados del siglo XX. Actualmente la morfología de la urbe se resume en un barrio central de estilo soviético, rodeado y mezclado con torres residenciales de hormigón y multitud de yurtas.

Desde la transición de Mongolia a la economía de mercado en 1990, la ciudad ha experimentado un gran crecimiento, principalmente debido a la inmigración interna. Buena parte de estos nuevos ciudadanos habitan en los ya citados barrios de yurtas, sin agua potable y sin las comodidades básicas de las que disfrutan las ciudades occidentales. Todo esto provoca una serie de problemas sociales, ambientales y de transporte. Además, para soportar las bajas temperaturas se quema muchísimo carbón. No en vano, Ulán Bator está considerada la capital nacional más fría del mundo.

Y, como siempre, conoces la hospitalidad de mucha gente que, pese a su excasez, es capaz de recibir al forastero con los brazos abiertos.

Y descubres personajes tan peculiares como ese holandés errante, mitad gitano mitad artista, con el que compartes conversaciones interesantísimas y te asombras de todo lo que le rodea creado a partir de material reciclado y con el que construyó su propio hogar.

Durante los días de parada en Ulán Bator te dedicas a diseñar tus próximas jornadas aventureras. De nuevo, preparar un nuevo visado para proseguir por China (en principio al pasar desde Mongolia no vas a tener problema) y es tu deseo alcanzar Japón. Dos opciones se plantean, hacerlo a través de Rusia o llegar al país nipón desde China. El conflicto ruso-japonés por el dominio sobre unas islas del Pacífico ha cortado la comunicación marítima entre ambos países, por lo que empieza a coger forma la opción de hacerlo desde la nación china e incluso valorar la opción de pasar a Corea del Sur.

Así es la aventura, decisiones que has de tomar sin saber, muchas veces, a ciencia cierta cuál es el camino idóneo. Pero el Perlé herenciano ya está preparado para sobreponerse a las diferentes pruebas que le prepara el destino.

Me despido, amigo Elías, esperando que la avería del casette de Penélope puedas solucionarla rápidamente y puedas, como así deseas, ponerte en marcha. Son los imprevistos a los que, tú mejor que nadie, sabes enfrentarte. Tres años a tus espaldas de experiencia perleriana constituyen un bagaje incalculable para enfrentarte a cualquier “problemilla” que te vaya surgiendo.

Como siempre te acuerdas de tu pueblo y me preguntas sobre el desarrollo de romerías y otras tradiciones. Aquí a las puertas de unas nuevas elecciones locales mientras tú respiras la esencia guerrera de los lugareños heredadad del gran Gengis Khan.

Galería de imágenes

Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator21 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator22 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator23 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator20 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator19 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator18 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator17 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator16 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator15 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator14 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator13 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator12 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator11 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator10 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator09 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator08 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator07 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator06 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator05 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator04 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator03 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator02 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator01 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator00 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator
Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator 150x150 - Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator

 

La entrada Perlé atravesando el desierto del Gobi hasta Ulan Bator se publicó primero en Herencia (Ciudad Real). Diario de información en el corazón de la mancha.