Tomelloso

PSOE, PP y Ciudadanos aprueban una declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género

 VOX, que presentó un texto alternativo, votó en contra 

 

El pleno del Ayuntamiento de Tomelloso aprobó por mayoría, en su última sesión ordinaria, la correspondiente al mes de noviembre, celebrada este miércoles, una declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, que se celebra el 25 de noviembre. La Declaración, propuesta por la Federación de Municipios y Provincias, contó con el apoyo de todos los grupos municipales a excepción de VOX, que presentó un texto alternativo, que no fue debatido al ser rechazada la urgencia por los grupos municipales del PSOE y Ciudadanos, en favor del texto institucional consensuado previamente, junto con el PP, en la comisión correspondiente celebrada el lunes. Comisión en la que recordaron tanto la alcaldesa, Inmaculada Jiménez, como la concejala de Servicios Sociales, Montse Moreno, no pudo ser estudiada y dictaminada la propuesta de VOX por no asistir a la misma ningún representante de esta formación. “No entendemos que presenten al pleno por vía de urgencia una moción por cuyo debate en comisión no mostraron ningún interés”, argumentó Moreno dirigiéndose a los concejales de VOX.

Tanto Jiménez como Moreno y Cortes Valentín, en representación del PP, lamentaron la falta de unanimidad en la aprobación de la declaración institucional, por el voto en contra de VOX en un tema “tan importante que afecta a tantas mujeres”, incidieron.

Moreno destacó que la declaración institucional presentada al pleno parte de la reivindicación de medidas encaminadas a la prevención, la protección de las mujeres y la lucha contra la lacra que significa la violencia de género, haciendo especial hincapié en la situación actual que estamos viviendo como consecuencia de la COVID-19. En estos momentos, dijo, “es cuando los partidos políticos tenemos que estar más unidos que nunca y con una sola voz, no podemos entrar a hacer juego político de una problemática tan grave que afecta a la mitad de la población mundial”.

Durante su intervención, la concejala hizo referencia a las “múltiples formas de violencia” que las mujeres “tienen que soportar por el mero hecho de serlo: física, sexual, psicológica, económica, laboral, institucional o simbólica”. Por eso es imprescindible tratar el tema de manera conjunta e integral a través de leyes específicas que den respuesta a las características propias de este tipo de violencia”. La violencia contra las mujeres, dijo también, “es la manifestación más brutal y extrema de la desigualdad entre hombres y mujeres que existe en nuestra sociedad y no es equiparable a ningún otro tipo de violencia como algunos se empeñan en hacernos creer”.

La portavoz de VOX, Ana Valero, fundamentó sus discrepancias con el resto de grupos en “el principio de igualdad entre todos los españoles” que, dijo, supone “garantía legal para que hombres y mujeres tengan los mismos derechos”. Ese principio, argumentó, se traduce en la necesidad de acabar “con cualquier manifestación de violencia” no solo la ejercida hacia las mujeres. La violencia, dijo, “no es un tema de género y es igual de deleznable en todos los casos”, no solo en el de la sufrida por mujeres en la que además, añadió, hay una ley “que destruye la presunción de inocencia del hombre”. La ley de Violencia de Género es, afirmó, “una ley inútil”.

Valero señaló que en la declaración institucional presentada al pleno se hace uso de un lenguaje “progresista, de medias verdades y de falsedades manifiestas, que lanzan un mensaje erróneo a la sociedad poniendo en duda la igualdad entre hombres y mujeres en este país”. Y añadió en su intervención que las políticas desarrolladas para eliminar la violencia de género “han sido un fracaso” por lo que estima un error seguir destinando fondos para continuar trabajando en la misma línea.

Intervino también, en representación del grupo del PP, Cortes Valentín, que incidió en que “la lacra de la violencia hacia las mujeres no se puede politizar cuando, en lo que va de año, 40 mujeres han sido asesinadas y de ellas, 30 no habían denunciado”, una situación a la que se suma el maltrato sufrido por miles de mujeres más.

Al igual que hizo la concejala socialista, Valentín lamentó también la falta de unanimidad en el pleno en torno a este tema que significa, dijo, “dar un paso atrás que no podemos permitir, porque no podemos permitir que estas mujeres se sientan más solas y menos protegidas”. La violencia de género, añadió, “es una cuestión de Estado en la que todos debemos ir juntos”.

Los posicionamientos de PSOE, PP y Ciudadanos totalmente opuestos a los expresados por VOX, llevaron el debate a un duro enfrentamiento verbal en el que se llegó a elevar el tono en el intercambio de argumentos, lo que hizo que al final de la sesión el portavoz de los populares, Javier Navarro, rogase a la Corporación moderación en el lenguaje y en las formas a la hora de debatir en el salón de plenos, evitando “insultos y palabras malsonantes”, porque dijo, “estamos aquí para solucionar los problemas de los ciudadanos, que tendrán una mala imagen del trabajo que se hace aquí cuando escuchen los debates, que últimamente están llegando a un nivel de agresividad verbal que se nos está yendo un poco e las manos”. Un argumento que fue compartido por la alcaldesa sumándose al ruego del portavoz popular y recordando que “no se puede perder el respeto a los valores que representa el Ayuntamiento como institución que defiende los intereses de Tomelloso”. “No se pueden perder los papeles a pesar de que no compartamos posicionamientos políticos”.

 

Otros puntos del orden día

Además de la Declaración Institucional sobre violencia de género y la moción presentada sobre esta misma materia por VOX, se elevó al pleno otra más, por parte también de este grupo municipal sobre la gratuidad de mascarillas, cuya urgencia fue rechazada con la abstención de PSOE y Ciudadanos, por lo que no llegó a ser debatida.

El orden del día se completó con la aprobación de anulaciones de derechos pendientes de cobro en vía voluntaria y ejecutiva del ejercicio 2020, encomendados al Servicio Provincial de Recaudación, por valor de 35.021,68 euros y 350.413,17 euros, respectivamente. Así mismo se aprobó la cesión en uso, gratuitamente, del edificio usos múltiples del área social integrada del barrio San Antonio a la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, para su gestión como Centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral de personas con enfermedad mental, por un periodo de treinta años prorrogable. Además la Corporación tuvo conocimiento del resultado de exposición pública de un expediente de modificación de crédito extraordinario por valor de 500.000 euros sin que haya habido reclamaciones.

 

Ruegos y preguntas

En el apartado de ruegos y preguntas, Ciudadanos se interesó por la acumulación de suciedad en las calles como consecuencia de la caída de hojas de árboles pidiendo incrementar el servicio de limpieza; la portavoz de VOX pidió a la concejala de Servicios Sociales “que se abstenga de hacer uso del insulto” y desde las filas del PP se interesaron por la falta de profesor de Contrabajo en el Conservatorio; el cierre de parques y jardines y zonas públicas de juegos infantiles; la instalación de placas fotovoltaicas solicitada por algunos vecinos de la localidad para domicilios particulares; las líneas de autobuses; la inversión presupuestada por la Junta de Comunidades para la Estación de Autobuses y el Servicio de Extranjería, desviado desde hace un año a Ciudad Real.

Con respecto a los parques, tanto el concejal de Medio Ambiente, Lorenzo Donoso, como la alcaldesa de la ciudad, Inmaculada Jiménez, incidieron en que en la decisión de cierre adoptada por el equipo de gobierno ha primado “la necesidad de ser cautos”, tal y como han hecho también desde otros ámbitos como los colegios o las empresas. No hay, dijo, ninguna otra razón relacionada con especulaciones o datos, “solo la necesidad de ser cautos”.

Noticia de Web del Ayuntamiento de Tomelloso