Notas de prensa

Un centenar de profesionales de la Gerencia de Alcázar de San Juan actualizan conocimientos en el diagnóstico y tratamiento de úlceras venosas

Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 8 de septiembre de 2018.- Un centenar de profesionales sanitarios de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han actualizado conocimientos sobre técnicas de vendaje compresivo doble capa y medición del Índice Tobillo Brazo (ITB) mediante talleres prácticos y sesiones formativas que se han impartido recientemente en todos los centros de salud y consultorios de este Área Integrada.
 
La terapia compresiva es, según la evidencia científica, la manera más eficiente y rápida de conseguir que una úlcera venosa cicatrice. Para llevarla a cabo es necesario que el vendaje ofrezca una presión controlada y mantenida en la parte de la extremidad donde se encuentra la úlcera, reduciendo de esa manera el tamaño del edema y favoreciendo el retorno de la sangre hacia el corazón.
 
“En el momento en el que la circulación sanguínea sea la adecuada las úlceras comenzarán a curarse”, recalca Gloria Lorente, supervisora del Área Asistencial, Calidad y Esterilización de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan.
 
Por su parte, el Índice Tobillo Brazo (ITB) es un test hemodinámico, no invasivo, que permite diagnosticar si hay un estrechamiento de los vasos sanguíneos que llevan sangre a las piernas y a los pies. Según Gloria Lorente, “descartar la patología arterial es indispensable antes de aplicar de forma segura la terapia de compresión en las lesiones venosas e, incluso, valorar si está indicada o no”. 
 
Para realizar esta medición es necesario contar con un equipo de ‘doppler’ continuo. Por esa razón, se ha renovado el equipamiento de estos aparatos en todos los centros de salud de la Gerencia de Alcázar de San Juan, potenciando así el compromiso y objetivo estratégico que tiene el Gobierno de Castilla-La Mancha de reforzar la salud de los ciudadanos y aumentar la capacidad de resolución en Atención Primaria. 
 
Ventajas para el paciente
 
Calcular el ITB es una prueba que sirve para diagnosticar la arteriopatía periférica, una enfermedad que provoca una disminución del flujo sanguíneo en las piernas, lo que conlleva serias lesiones. Se trata de un procedimiento que ofrece un excelente rendimiento: es sencillo, indoloro y es indispensable para calcular la gravedad de esta patología y valorar la evolución durante el seguimiento.  
 
En ese sentido, Lorente valora que “abordar en las mejores condiciones la insuficiencia venosa” va a permitir “mejorar la vida del paciente y reducir el coste sanitario, ya que se reducirá el tiempo de las curas, así como las complicaciones asociadas a las heridas  como el dolor e infecciones” y ha añadido que “gracias a estas actividades formativas y a la dotación de modernos dopplers en todos los centros de salud de la Gerencia, los profesionales están dotados con las mejores herramientas para realizar su trabajo”, asegura la supervisora del Área Asistencial, Calidad y Esterilización del Hospital Mancha Centro.
 
En definitiva, concluye Lorente, “se ha puesto a disposición de los profesionales sanitarios los conocimientos y recursos necesarios”.
 

Etiquetas