Notas de prensa

Un total de 110 participantes en el Curso de Formación Inicial para Policía Local iniciarán prácticas de Seguridad Vial a partir de la próxima semana

Toledo, 9 de abril de 2021.- Un total de 110 participantes de la primera edición del XXX ‘Curso de Formación Inicial para la categoría de Policía Local’ iniciarán prácticas de Seguridad Vial a partir de la próxima semana, con funciones de regulación y ordenación del tráfico, patrullaje a pie y organización de dispositivos de seguridad.
 
Los participantes se han dividido en diferentes grupos, utilizando como criterio la proximidad de sus lugares de residencia a la localidad en la que se llevarán a cabo las prácticas, de manera que en la provincia de Albacete habrá un grupo con 22 alumnos; en Toledo dos, con 19 personas por grupo; otros dos en Ciudad Real, con 18 participantes en cada uno de ellos; y un grupo de 14 formado por los participantes de las provincias de Guadalajara y Cuenca. Concretamente, las prácticas se realizarán en Almansa, Puertollano y Toledo y Guadalajara capital.
 
La actividad formativa se desarrollará a lo largo de dos semanas, de modo que del 12 al 17 de abril realizarán sus prácticas el primer grupo de Toledo y el primero de Puertollano y la semana del 3 al 7 de mayo las harán los grupos de Almansa y Guadalajara y los segundos grupos de Toledo y Puertollano. Además, para una formación óptima, cada grupo se dividirá, a su vez, en tres subgrupos, de modo que cada día puedan ejercer las funciones previstas.
 
El curso comenzará con una videoconferencia por parte del responsable de las prácticas en cada localidad para explicar al alumnado en qué consistirán. Habrá también un responsable de la planificación y supervisión y cada tarea o función contará con dos policías (monitores), que trabajarán con cada uno de los subgrupos.
 
Desarrollo de las prácticas
 
Las prácticas se desarrollarán durante tres días, en horario de mañana, y tendrán una duración de cinco horas cada jornada. Los participantes, junto a sus monitores, llevarán a cabo funciones de regulación y ordenación del tráfico, patrullaje a pie y organización de dispositivos de seguridad.
 
En el primer caso, se establecerán diferentes puntos de la ciudad para la regulación del tráfico por parte de los alumnos y alumnas, mientras que, en el segundo, los participantes realizarán funciones de vigilancia a pie por la población y se encargarán de elaborar las denuncias de tráfico correspondientes.
 
Finalmente, en distintas zonas de la ciudad se organizarán dispositivos de control de documentación, alcoholemia y drogas, lo que permitirá al alumnado aprender cómo se instalan estos dispositivos y las tareas a realizar por los policías en los diferentes puntos de control, tales como selección de vehículos, solicitud de documentación o establecimiento de puntos de vigilancia.