Ciudad Real

Es urgente reabrir el Consorcio del Alto Guadiana en Alcázar de San Juan

El silencio prolongado que nos ocupa la comarca del Alto Guadiana desde hace ya más de cuatro años sobre el gran problema del Acuífero 23, que nos desborda a toda la sociedad manchega y que sin embargo nos mantiene en un agónico letargo, es hora ya de despertarlo y de tomar las riendas definitivamente, por el bien general, para solucionar un problema medioambiental y agrícola que está condicionando negativamente el futuro de esta comarca.

La precaria situación medioambiental, la lamentable situación de muchos agricultores a la espera de legalizar sus pozos de agua…, entre otros muchos factores, hacen urgente LA PUESTA EN FUNCIONAMIENTO DEL PLAN ESPECIAL DEL ALTO GUADIANA, como así lo indica también el punto 301 del programa electoral del PSOE de Castilla-La Mancha, en donde nuestro presidente de nuestra Comunidad Autónoma se ha comprometido a cumplir durante su periodo de gobierno.

Llevamos muchos años de retraso, desde el año 2008 en que se aprobó en PEAG y hace falta la voluntad política, que afortunadamente la tenemos comprometida por nuestro presidente, para cumplir con los compromisos de este Plan Especial del Alto Guadiana que nació con el acuerdo de todos los agentes sociales castellanos manchegos, y que sin embargo los intereses de una minoría lo han obstaculizado y paralizado hasta ahora.

Estos nuevos tiempos nos obligan a dar un nuevo y definitivo impulso al Plan Especial del Alto Guadiana que ponga orden al desarrollo agrícola, a la utilización del agua del Acuífero 23, que se restablezca el buen estado de la calidad de sus aguas, que recuperemos el caudal ecológico de nuestros ríos manchegos y el valor medioambiental de los humedales manchegos tan valorados para la biodiversidad de nuestro planeta…

Todo ello a favor de un desarrollo sostenible que haga viable y compatible el desarrollo económico de nuestra zona y el respeto a nuestros recursos naturales.

Y no olvidemos un factor muy importante, la inyección económica que supondría para esta comarca el PEAG, que generaría nuevas empresas y nuevos puestos de trabajo.

Para ello es necesario volver a abrir EL CONSORCIO DEL ALTO GUADIANA en Alcázar de San Juan, el organismo encargado de gestionar el PEAG, y que es el mejor instrumento para la puesta en funcionamiento de todos los programas previstos en el PEAG.

Esperemos que los responsables políticos sean valientes y no se demoren en sus actuaciones. Entre todos podemos PONER EN FUNCIONAMIENTO EL PLAN ESPECIAL DEL ALTO GUADIANA.

Daniel Mínguez Olivares,
Presidente de la Asociación “Encinares Vivos de La Mancha”