Puertollano

Ana Belén Mazarro: “esta Ordenanza de Convivencia propiciará la buena conducta, desde el respeto al espacio público queriendo hacer así un Puertollano mejor”.

El pleno del Ayuntamiento
de Puertollano ha aprobado una Ordenanza de Convivencia, respondiendo a la
demanda ciudadana y al compromiso del equipo de Gobierno, con el fin de
“ofrecer un importante recurso para ayudar a entender, respetar y preservar el
espacio público”.

El documento
consta de 143 Artículos y un anexo en los que se recogen y regulan derechos y
obligaciones, conductas en el espacio público, el uso que hacemos de este, así
como, de los elementos e instalaciones que lo integran.

Una de las definiciones que
engloba la palabra convivir es aprender a vivir en paz. Y, ese es uno de los
propósitos por el que el Pleno del Ayuntamiento de Puertollano ha aprobado una
Ordenanza de Convivencia, respondiendo a la demanda ciudadana y al compromiso
del equipo de Gobierno, con el fin de “ofrecer un importante recurso para
ayudar a entender, respetar y preservar el espacio público como un lugar de
encuentro, porque convivir es aumentar las alegrías y disminuir las asperezas
de la vida en común”. Así lo ha defendido la concejala de seguridad ciudadana,
Ana Belén Mazarro durante su intervención, reseñando que “convivir es que las
personas pueden desarrollar su libertad con pleno respeto a la dignidad y a los
derechos de los demás”.

“A través de esta reglamentación”,
ha expresado Mazarro, “buscamos realizar un ejercicio de corresponsabilización
con la ciudadanía de Puertollano. Una Ordenanza fundamentada en la autoridad,
pero sobre todo en la confianza, consiguiendo así una herramienta útil y capaz
de equilibrar las normas básicas de convivencia, con el fin de prevenir los
conflictos de la vida cotidiana, buscar soluciones rápidas y efectivas para
intervenir contra las actuaciones poco adecuadas, incívicas o ilícitas que
suponen un detrimento en la calidad de vida de la ciudadanía”.

El documento consta de 143
Artículos y un anexo en los que se recogen y regulan derechos y obligaciones,
conductas en el espacio público, el uso que hacemos de este, así como, de los
elementos e instalaciones que lo integran. Además, se incluye la regulación de
actos públicos, consumo de alcohol, mendicidad, limpieza, ruidos, pirotecnia,
recogida de residuos y materiales, ofrecimiento de servicios sexuales, acoso
callejero y la colaboración ciudadana a través de los Agentes de las Brigadas
Cívicas.

Como ha indicado Ana Belén Mazarro, Dicha Ordenanza recoge sanciones leves que supondrán multas desde 90 a 750 euros, sanciones graves con multa desde 750,01 a 1.500 euros y muy graves que serán sancionadas con multa de 1.500,01 hasta 3.000 euros. Con un fin de educación y resocialización y para entender que esta Ordenanza “no tiene un fin recaudatorio, si no pedagógico”, se ofrece como alternativa a las sanciones económicas, la prestación de servicios en beneficio de la comunidad.

La concejala de seguridad
ciudadana ha incidido en que “es necesario disponer de una normativa en forma
de ordenanza que defina las conductas no apropiadas que degradan la ciudad y
deterioran la calidad de vida de los vecinos y las vecinas, en definitiva, se
altera la paz social”.

“Esta Ordenanza se incluye en el marco
de una ciudad más amable, más armoniosa, más segura y más limpia”. Ana Belén
Mazarro se ha referido a ella como “la Ordenanza de la participación ya que
hemos abierto su redacción a la ciudadanía, a través de sugerencias, propuestas
y aportaciones que una veintena de ciudadanos y ciudadanas nos han hecho llegar
a través de la página web o correo electrónico; pero también, nos ha servido
para practicar la convivencia en mesas y reuniones con 19 colectivos,
asociaciones, entidades representantes de la ciudad, y de los jóvenes, así como,
con técnicos de 7 departamentos municipales”.

Ana Belén Mazarro, concejala de Seguridad Ciudadana

Además, Mazarro ha agradecido a
los grupos políticos municipales su gran implicación y su consciencia de la
importancia del tema que se ha trabajado y consensuado conjuntamente.

En definitiva, ha finalizado Ana
Belén Mazarro, “se trata de una Ordenanza que propiciará la buena conducta,
desde el entendimiento y el respeto al espacio público queriendo hacer así un
Puertollano mejor”.

Ana Belén Mazarro, concejala de Seguridad Ciudadana

La entrada Ana Belén Mazarro: “esta Ordenanza de Convivencia propiciará la buena conducta, desde el respeto al espacio público queriendo hacer así un Puertollano mejor”. se publicó primero en Ayuntamiento de Puertollano.

Noticias del Ayuntamiento de Puertollano