Notas de prensa

Castilla-La Mancha y Canarias solicitan conjuntamente la ratificación de los objetivos de déficit pactados entre el Gobierno central y las comunidades autónomas

Toledo, 15 de septiembre de 2016.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y el presidente de Canarias, Fernando Clavijo han solicitado conjuntamente la convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y una conferencia con el presidente en funciones, Mariano Rajoy, con el objetivo de que el Gobierno central dé luz verde del objetivo de déficit pactado con la autonomías mediante su tramitación parlamentaria.
 
Así lo ha anunciado el presidente del Ejecutivo autonómico tras la reunión que ha mantenido este jueves en el Palacio de Fuensalida de Toledo con su homólogo de Canarias, Fernando Clavijo.
 
“No puede esgrimirse que el Gobierno de España está en funciones para las cosas que necesitamos y que, por tanto no las atiende, y sin embargo, no está en funciones cuando se trata de enredar o de crear problemas”, ha subrayado el presidente de Castilla-La Mancha quien ha hecho hincapié en que “hay margen legal para que el Gobierno no utilice a las autonomías como moneda de cambio ni a modo de chantaje para un acuerdo de investidura”.
 
En caso contrario, ha aclarado García-Page, “lo tienen más todavía”, ya que el Gobierno podría, a iniciativa de las autonomías, realizar una “modificación específica” que facilite “el normal funcionamiento de quienes ya nos hemos preocupado en su momento de funcionar como gobiernos”, independientemente de la “situación de bloqueo político nacional”.
 
De no hacerse así, ha adelantado el presidente castellano-manchego, las autonomías “nos autoconvocaremos” para decir que “los enredos que tengan en el Congreso de los Diputados, no pueden torpedear la gestión ordinaria, cotidiana y básica de las autonomías”.
 
Del mismo modo, García-Page ha advertido que una eventual prórroga de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) generaría un “doble” problema, no sólo por cómo afectaría a los diferentes fondos que deberían recibir cada una de las comunidades autónomas, sino que, además, se vería perjudicado el propio sistema de la función pública, con un “nuevo parón para los planteamientos de crecimiento de los servicios públicos que tenemos”, lo que convertiría de nuevo en “víctimas a casi todos los funcionarios de la administración pública”.
 
En palabras del presidente de Castilla-La Mancha, dicha prórroga conllevaría un “trastorno muy severo” para los servicios públicos básicos dependientes de la administración regional. “Si el Gobierno no cumple con lo que nos ha prometido, por supuesto que se van a resentir muchos objetivos de función pública, de crecimiento de servicios, de obras públicas y nos van a obligar a hacer más recortes que no haremos”, ha sentenciado García-Page.
 
En cuanto a la posibilidad de que el objetivo de déficit para las autonomías cambiara del 0,7% al 0,3%, el presidente regional ha defendido que “el gran culpable del agujero de déficit en realidad es la Seguridad Social”, dependiente del Estado, con lo que se ha mostrado contrario a que se aplique ningún “torniquete” más a las comunidades autónomas tras el “esfuerzo ímprobo” que ya han realizado “para ajustar el déficit y controlar la deuda”. Con todo, ha aclarado García-Page, Castilla-La Mancha realiza seguimientos periódicos de su cumplimiento de déficit y también podría cumplir con un eventual objetivo del 0,3%.
 
Valoración listas de espera sanitaria
 
Por otro lado, y a preguntas de los periodistas, el presidente del Ejecutivo regional ha valorado la situación de las listas de espera sanitarias en la región, tras haberse hecho público que el pasado mes de agosto se contabilizaron un total de 110.321 pacientes en listas de espera, lo que supone 77.000 personas menos que en el mismo mes de 2013.
 
El presidente del Ejecutivo regional se ha mostrado “contento” con los resultados del programa para la reducción de las listas de espera sanitarias puesto en marcha por el Gobierno regional que, “con los mismos dineros que hace año y, simplemente cambiando los mecanismos de gestión y reduciendo las derivaciones a clínicas privadas, sobre todo, de fuera de la región”, ha conseguido situar a Castilla-La Mancha en la buena dirección para alcanzar el objetivo de “mejorar el sistema respecto de cómo lo dejamos”.
 
“Yo creo que, cuando acabemos esta legislatura, no sólo nos habremos comido las listas de Cospedal, sino que mejoraremos mucho las listas que la propia Cospedal se encontró” ha subrayado García-Page.
 
Unos datos que formarán parte de la “radiografía” sobre Castilla-La Mancha que el presidente regional, ha avanzado, presentará en las Cortes regionales con motivo del Debate sobre el Estado de la Región que, previsiblemente, se celebrará a principios del próximo mes de octubre.