Notas de prensa

El Gobierno regional amplía su compromiso con la recogida selectiva de envases y cartón ubicando contenedores en sus dependencias

Toledo, 15 de septiembre 2017.-  El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha suscrito hoy un protocolo de colaboración con la empresa Ecoembes mediante el que se instalará en los edificios de Junta de Comunidades el sistema de recogida selectiva de envases y cartón con contenedores, un paso más en el compromiso con el Medio Ambiente, acercando a los puestos de trabajo el reciclado “llenando así todos los espacios del día en los que los ciudadanos generamos residuos”.
 
Así lo ha indicado Francisco Martínez Arroyo tras firmar este protocolo y un convenio posterior de la propia Consejería que ha sido la primera en adherirse. De esta manera los contenedores se ubicarán en las ocho instalaciones existentes en Toledo: la propia Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, la Viceconsejería de Medio Ambiente, la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales, así como la dirección provincial de Toledo, el Vivero Central de Toledo, el Laboratorio regional Agroalimentario y Ambiental y el Centro Operativo Regional y el Centro Provincial de incendios forestales.
 
Esta iniciativa también se va a trasladar a la Federación de Municipios y Provincias en Castilla-La Mancha para extender esta experiencia que sirve para aumentar la conciencia ciudadana sobre la necesidad del reciclado entre los trabajadores y aquellas personas que visiten las instalaciones.
 
Martínez Arroyo ha puesto de manifiesto que “el mayor compromiso con el reciclado en Castilla-La Mancha es la Ley de Economía Circular”, la cual se encuentra en su última fase y se espera pueda pasar por el Consejo Asesor de Medio Ambiente a mediados del mes de octubre y al Consejo de Gobierno en noviembre.
 
Con este texto, ha incidido el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural “planificamos cómo va a ser en Castilla-La Mancha la reutilización de todos los residuos que generamos”, asumiéndose los objetivos del Plan de Acción de Economía Circular de la Unión Europea y poniendo en firme dos de las cuestiones más relevantes que se van a derivar de esta normativa. Por un lado, ha resaltado, se solicitarán fianzas para las empresas que trabajen en la región en materia de reutilización de todo tipo de residuos en función de su peligrosidad, y, por otro, se cobrará igualmente un impuesto verde, en forma de tasa, que deberán pagar las empresas que gestionen todo tipo de residuos. Se estima que la recaudación de las mismas pueda suponer una cantidad de 15 millones al año en la región, cuantía que revertiría en acciones medioambientales.
 
Cerca de 60.000 toneladas recogidas en Castilla-La Mancha
 
En cifras, en la región el año pasado se recogieron de forma separada un total de 32.869,53 toneladas de residuos de envases ligeros y de papel y cartón (contenedor amarillo y contenedor azul), lo que supone una aportación por habitante y año de 9,30 kilos para los envases ligeros y de 9,60 para los de papel, con incremento del 3,3 por ciento y el 4,34 por ciento, respecto a los datos del año 2015.
 
Estas cantidades, unidas a las 26.918,62 toneladas de residuos de envases recuperadas en las plantas de tratamiento, procedentes de la fracción resto (el contenedor verde) desprenden una cantidad final de casi 60.000 toneladas de los residuos de envases ligeros y papel cartón recogidos en Castilla-La Mancha el año pasado, un 4,24 por ciento más que el año anterior, una cifra, ha expresado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que demuestra el compromiso de los ciudadanos con la recogida de residuos, donde cada habitante recicla un 78 por ciento de los residuos generados en sus casas.
 
Los nuevos contenedores de los edificios del Ejecutivo se unirán a la red ya existente en Castilla-La Mancha que cuenta con 9.105 contenedores para residuos de envases ligeros y 8.280 para residuos de envases de papel y cartón.
 
El pacto por el agua
 
En otro orden de cosas, Francisco Martínez Arroyo, se ha referido al Pacto Nacional por el Agua. Así, ha insistido que “es evidente que cuando los embalses de la cabecera del Tajo a menos 10 por ciento de su capacidad no es planteable un trasvase”. De esta forma, ha reiterado el compromiso del ejecutivo regional con el Gobierno central para “hacer entre todos los deberes”, recalcando que es el momento de realizar un pacto por el agua que lleva pendiente 40 años y “debe ser entre partidos políticos y entre administraciones públicas. Las comunidades autónomas deben estar en ese pacto porque son competentes con lo que está relacionado con el agua”, ha finalizado.