Notas de prensa

El Gobierno regional destaca la importancia de los rodajes en la Comunidad Autónoma como “valor añadido para el turismo y el patrimonio

Toledo, 7 de marzo de 2019.-. El Gobierno de Castilla-La Mancha colabora, a través de la Film Commission, con el rodaje de la película ‘La Suite Nupcial’, dirigida por el director Carlos Iglesias y que cuenta con la participación de los actores Ana Fernández, Eloisa Vargas, Ana Arias, José Mota y el propio Carlos Iglesias.
 
El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutierrez, y la directora general de Turismo, Ana Isabel Fernández, han visitado en la mañana de hoy el rodaje de la película, el cual comenzó en Toledo el pasado 4 marzo y seguirá hasta fin de mes en distintas localidades de la provincia.
 
Ángel Felpeto ha destacado que “éste es un buen ejemplo de la cultura como generadora de riqueza y empleo”, al tiempo que ha puesto en valor que “parte del equipo que forma el rodaje de la película son castellano-manchegos, como José Mota, o de origen castellano-manchego, como el propio director, Carlos Iglesias”.
 
El consejero también ha esgrimido que uno de los ejes del Plan estratégico “es ayudar en la producción audiovisual, y el Gobierno de Castilla-La Mancha ha prestado esta ayuda a través de la Film Commission, integrada en las consejerías de Economía, Empleo y Turismo y de Educación, Cultura y Deportes.
 
“El poner a Toledo como escenario es importante para lo que representa esta ciudad, para el conjunto de nuestra comunidad autónoma y, como no, para los toledanos durante estos días de rodaje”, ha dicho Felpeto. “Es, en resumen,  una valor añadido para el turismo y el patrimonio de la ciudad”, ha añadido.
 
La Suite Nupcial
 
‘La Suite Nupcial’ es una comedia basada en una obra de teatro. En ella, Fidel, un hombre muy normal ya entrado en años, intenta subirse al último tren que cree pasará por su aburrida vida: tener una aventura amorosa con una joven compañera de trabajo a quien él, en una ocasión y sin ninguna intención, llamó “GUAPA”.
 
Obligado por el deseo caprichoso de la joven, reserva la suite nupcial de un lujoso hotel, gasto que a todas luces no se puede permitir, pero que es condición inexcusable que le impone la joven.
 
Allí conocerá a la gobernanta del hotel, mujer de su misma edad que compartirá con él sus secretos inconfesables y que será cómplice, vía Skype, en el engaño que los tres causan a la mujer de Fidel, que le cree en París por motivos de trabajo.
 
Casualidades de la vida, la mujer de Fidel también tenía planes para ese fin de semana… se masca la tragedia.