Notas de prensa

El Gobierno regional y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social firman un protocolo, pionero en España, para fomentar la igualdad en el mundo laboral

Toledo,  7 de septiembre  de 2016.- El Gobierno regional, a través del Instituto de la Mujer,  y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Castilla-La Mancha, han firmado hoy un protocolo de colaboración con el objetivo de conseguir la igualdad real y efectiva también en el ámbito económico, laboral y profesional.
 
En este sentido, tal y como ha explicado la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, se trata de una colaboración pionera en España con la que “se podrá hacer una mejor valoración de la situación, de la discriminación en el empleo y las relaciones laborales”, así como permitirá “informar y orientar a las empresas sobre el proceso de elaboración de planes de Igualdad;  y en general, mejorar el conocimiento sobre la normativa existente.
 
También con este protocolo “promoveremos el intercambio de información sobre las causas de las desigualdades en el ámbito laboral y podremos establecer medidas, acciones y campañas conjuntas”, según ha detallado Martínez en rueda de prensa, quien ha añadido que “se refuerza este trabajo conjunto contra cualquier tipo de discriminación en el ámbito laboral”.
 
La directora del Instituto de la Mujer ha explicado que, actualmente, la legislación “ha reforzado el papel de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social como órgano competente para el control de infracciones y sanciones”, por lo que ha hecho hincapié en la importancia que para el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene conseguir “generar igualdad de oportunidades en el acceso al empleo, la formación y las condiciones de trabajo, destacando entre otros derechos laborales la protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo”.
 
Otras de las medidas que se pondrá en marcha será la creación de una Comisión de Seguimiento Regional, así como otras cinco provinciales “que darán traslado de sus acuerdos a la Consejería de Economía, Empresas y Empleo”, según ha dado a conocer hoy la responsable del Instituto de la Mujer.
 
Araceli Martínez también ha explicado que con este protocolo se podrá “profundizar en la aplicación de las medidas pertinentes y de mejorar la formación del personal funcionario tanto de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social, como del Instituto de la Mujer “, así como de la red de centros que el Instituto de la Mujer tiene por toda Castilla-La Mancha, un total de 84”.
 
Prioridad en actuaciones de empleo para las mujeres
 
Martínez ha destacado también la transversalidad de las políticas llevadas a cabo en el Gobierno del presidente García-Page. En este sentido, el viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales, Francisco Rueda, ha recordado que la crisis económica “ha castigado mucho más a las mujeres que los hombres”, por lo que son una prioridad “para la Consejería de Economía, Empresas y Empleo las actuaciones en materia de empleo que afectan a las mujeres e intentan eliminar esta brecha”.
 
Rueda ha puesto de manifiesto que “desde que estamos en el Gobierno hemos puesto en marcha un paquete importante de medidas para fomentar el empleo con una atención prioritaria a las mujeres” y ha recalcado que en los planes de empleo “tienen una prioridad absoluta las mujeres víctimas de violencia de género”.
 
Por su parte el director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Castilla-La Mancha, Juan Díaz Rokiski, ha manifestado que el acuerdo firmado hoy “debería haberse alcanzado hace muchos años” y ha puesto en valor que es el primer acuerdo de este tipo que se firma a nivel nacional, por lo que ha añadido que “esperamos que sirva de ejemplo para otras comunidades autónomas”.
 
Rokiski ha pedido la colaboración del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha para “detectar posibles situaciones de discriminación que puedan servir para orientar a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.