Herencia

El Herencia C. F. (II)

En el pasado anecdotario cubría la historia del Herencia C.F. en la década de los años 40 del pasado siglo XX. De aquella época podemos ver las siguientes imágenes extraídas del libro “Imágenes de Antaño” editado por el Ayuntamiento de Herencia y la Diputación Provincial en 1996.

Año 1944. El Herencia es invitado en la inauguración del campo del fútbol del Villacañas. En la imagen Francisco Camacho, Críspulo Gómez y Eugenio Poveda.
Imagen del partido disputado en Herencia en 1947 contra el Gimnástico de Alcázar. Al fondo los molinos de la sierra herenciana.
Imagen del partido disputado en Herencia en 1947 contra el Gimnástico de Alcázar. Al fondo los molinos de la sierra herenciana.
Eugenio Poveda en un lance durante un partido contra el Criptanense en 1947.
Eugenio Poveda en un lance durante un partido contra el Criptanense en 1947.
Temporada 1947-1948. El equipo del Herencia C:F. (de camiseta oscura) posa junto a los jugadores del Manchego. El equipo herenciano se proclama campeón de la Copa Gobernación.
Temporada 1947-1948. El equipo del Herencia C:F. (de camiseta oscura) posa junto a los jugadores del Manchego. El equipo herenciano se proclama campeón de la Copa Gobernación.

Sin duda una de las satisfacciones más grandes que recibo cuando publico los anecdotarios es ver que la gente se interesa por ellos, por lo que aprovecho esta ocasión por agradecer esas muestras de cariño de las que me hacéis gala. Pero ese deleite personal alcanza sus mayores cotas cuando alguien te ayuda a completar tu trabajo investigador y te ofrece datos y documentos para que así puedas hacerlo. En esta ocasión tengo que agradecer a Rafael González el envío de las siguientes fotografías que me han ayudado sobremanera a completar el estudio de la historia del Herencia C.F.

Para seguir con la historia del equipo de fútbol herenciano, adentrándonos en la década de los 50 del pasado siglo XX, podemos ver este curiosísimo cartel de un partido amistoso entre el Herencia C.F. y el Club Deportivo Mestalla de Quero que tuvo lugar el 12 de Febrero de 1950.

Durante estos años el torneo provincial o comarcal de fútbol que, paralelo al campeonato regional, se desarrollaba llevaba el nombre de “Educación y Descanso”.

cartel-futbol-herenciaCuriosísimo el cartel de la época donde podemos ver los datos más esenciales del encuentro (lugar del partido, fecha y horario, precio de la entrada, alineaciones…) además de otros detalles como la imprenta que realizó los carteles (Imprenta Ortiz de Herencia) y la participación en el equipo quereño de un paisano herenciano: Pablo.

Este herenciano, Pablo Rodríguez, quizá los mayores lo recuerden como Pablete “el guarnicionero” jugaba en Quero por la imponderable razón de que se había hecho novio en aquella localidad. ¡¡Cómo ha cambiado el cuento!! Ahora si un jugador milita en un equipo diferente al de su lugar de origen hay que buscar la causa económica como motivación para ese cambio de aires.

Fotografía de Pablo Rodríguez, unos años después militando en el Herencia C.F. que jugaría en 3ª División.
Fotografía de Pablo Rodríguez, unos años después militando en el Herencia C.F. que jugaría en 3ª División.

La alineación herenciana (Agustín, Melqui, Aurelio, Feliciano, Bera, Hilario, Ortiz, Jesús, Polín, Gómez y Camacho) será la base de jugadores que conformarán el equipo de Herencia durante estos años de la década de los 50 del pasado siglo XX y que vivirían uno de los momentos más importantes de la historia del club cuando éste jugase en 3ª División (año 1955).

En aquel año de 1950 inicio de la década, a nivel regional, el Herencia C.F estuvo encuadrado en el Campeonato de Primera Categoría Regional junto con los equipos de la Castellana de Campo de Criptana, Renfe de Alcázar de San Juan, Calvo Sotelo de Puertollano, Ferroviario de Manzanares y el Daimiel.

Al iniciarse la competición las referencias en prensa al equipo herenciano indican que “el equipo de Herencia compuesto por jugadores veteranos y de reconocida clase entre los que figuran el exmancheguista Mesa, el alcazareño Correas, Poveda, Adeva y otros de la cantera madrileña, forman un fuerte conjunto que dará mucho que hacer al resto de equipos”.

Como siempre ocurre en el mundo del fútbol, tanto antes como ahora, eran frecuentes las polémicas por determinadas actuaciones arbitrales, comportamientos de las aficiones, problemas con las alineaciones… Como ejemplo lo ocurrido cuando el Herencia C.F. venció al Calvo Sotelo de Puertollano (un gran equipo favorito a ganar la competición y ascender a tercera) en el campo herenciano por un marcador de 4 a 2. Las quejas del equipo puertollanense fueron tremendas y continuadas en el tiempo intentando conseguir la complicidad del resto de equipos para atacar al equipo de Herencia en particular y al comportamiento de todo el pueblo en general.

Sin embargo, el resto de equipos no entraron en ese juego y así en el Diario Lanza del 10 de Febrero de 1950 se intenta poner luz en esta disputa y podemos ver el siguiente contenido en un artículo con el indicativo título de “Decir la verdad” y firmado por L. Muela.

“Con el fin de terminar con ciertas o insinuaciones contra el equipo, público y Directiva del Herencia C. F. en la que sin concretar nunca nada, siempre se dice alguna frase satírica, la directiva de este Club, me ruega haga llegar a todos los rincones de la provincia la verdad en cuestión, y pone a mi disposición una carta del C. D. Criptanense con motivo de la visita que este Club hizo a Herencia correspondiente al partido del pasado día 22 que ganó merecidamente Criptana.

Herencia sabe ganar y perder con toda la caballerosidad que cabe. El equipo de Puertollano es un conjunto excelente, sabe jugar al fútbol como un tercera División, pero porque el Herencia en una tarde inspirada le derrotase no debe ser motivo para que diga que ha habido anormalidad.

 La pasión es imposible de evitar en el hombre, y hombres somos los que vamos a los campos de fútbol a presenciar tan bello deporte. Que dos fanáticos en cada pueblo sean los encargados de dar una nota discordante, no quiere decir que a tal pueblo no se puede ir porque el público hace lo que quiere. Nosotros hemos recorrido todos los rincones de La Mancha y en general los públicos se dan la mano por lo que a mi parecer lo que debe hacer los clubs es estrechar sus lazos de amistad y dejarse de campañas que ponen a los pueblos en tensión y encontrados.

Y no quiero terminar sin decir a todos los Clubs en nombre del Herencia C.F. que a este pueblo pueden venir con la seguridad de que preferimos ser farolillos de cola a que se diga que Herencia no es hidalga y hospitalaria”.

Siguiendo con estos comentarios que intentaban apaciguar las malas relaciones entre algunos clubs, con motivo del partido celebrado en Daimiel entre el club de esta localidad y el equipo herenciano la directiva herenciana hizo llegar esta breve nota de prensa al Diario Lanza:

“El día 5 jugamos el partido del campeonato correspondiente contra Daimiel en aquella localidad y como nos gusta decir la verdad no silenciaremos que fuimos recibidos con todos los honores por aquella afición y que una vez más la Directiva del Herencia y su afición da las gracias a éstos por su comportamiento”.

Sin embargo, al mismo tiempo que se alaba el comportamiento de la afición rival se señala la mala actuación del colegiado del encuentro “el señor Sánchez Haro”.

Como vemos la crispación era frecuente y nos podemos hacer una idea de cómo tuvo que ser el partido de vuelta en Puertollano, el 28 de febrero de 1950, cuando el equipo herenciano tuvo que ir allí. El resultado nos puede dar muestra de ello: Calvo Sotelo, 12 – Herencia C.F. 1.

La crónica del partido lo dice todo:

12-1

“El Calvo Sotelo soñaba con el día del desquite de aquella derrota a todas luces inmerecida, y salió con verdaderas ganas de marcar goles, y por ello desde el primer momento se dedicaron a buscar el camino de la portería contraria sin preocuparse de hacer juego; y hubo goles de todas las facturas, todos netamente reglamentarios, y algunos muy vistosos por su preparación. Viendo la aplastante superioridad de los locales sobre los de Herencia parece imposible que éstos, hace poco más de un mes, batieran a los que hoy han abrumado con esa docena de goles que marca el record de las goleadas en el Campeonato Regional, por 4 a 2. Sin embargo fue así. Es la razón deo la sinrazón que tanto campea por esos terrenos de juego cuando le viene en gana, dando al traste con todos los pronósticos basados en la más desapasionada y pura lógica. El fútbol es así y así lo aceptan esos millones de aficionados que hay por toda España víctima del incesante flujo y reflujo que crispa los nervios, desata las pasiones y hace perder las buenas composturas de personas que de ordinario son modelos de circunspección.

Por eso cuando el Calvo Sotelo pierde ante equipos que físicamente y técnicamente son menos que él como nos pasó el día 8 de enero en Herencia, aceptamos resignadamente la derrota y para la justificación y paliativo de ella hubimos de decir: El fútbol es así”.

Y así fue evolucionando el fútbol local salpicado de victorias y derrotas contundentes, partidos “sin pena ni gloria”, pero también con momentos donde los incidentes antideportivas ganaban importancia sobre el puro deporte practicado en el campo del juego.

Como muestra la sanción de tres puntos en el mes de abril de 1950 al Herencia C.F. por alineación indebida y posteriormente, en el mes de diciembre, cuando “el Comité de Competición del campeonato provincial de fútbol ha acordado anular la ficha deportiva del jugador Críspulo Gómez Gallego del equipo de Educación y Descanso de Herencia para que no pueda jugar durante la presente temporada por los incidentes ocurridos en los vestuarios, durante la celebración del partido Herencia-Criptana el pasado día 12 de los corrientes”.

En 1952 siguió la actividad futbolera herenciana en el denominado “Campo de la Serna” y jugadores de aquel año fueron: Cas, Abelardo, Polín, Martínez, Antonio, González, Ortiz, Bolaños, Poveda, Juanete, Toni, Chacón, Francisco, Pollo, Canales, Adeva, Pepito, Jiménez, Tete, Montoya, …

futbol-criptana-herenciaEn noviembre de 1952, una victoria contundente del equipo herenciano va abriendo una etapa de éxitos que concluirán en alcanzar la 3ª División en 1955. Se trata del Criptana, 0 – Herencia, 5.

La alineación de este remozado equipo fue la conformada por: Julián, Abelardo, Bolaños, Abilio, Polín, Juanete, Pepito, Gómez, José María, Poveda y Lalo.

A estos jugadores se le unirían en los años siguientes una serie de refuerzos de localidades próximas. Así en una curiosa crónica de febrero de 1953 se dice que “…el equipo que Herencia presentará en la regional, debería llamarse como esos conjuntos ciclistas que forman parte de la Vuelta a Francia: mixtos.

 Mixto de Alcázar-Herencia. En un taxi fueron a jugar el domingo nada menos que seis jugadores, ya contratados para el torneo. Los divos de esa media docena de exportados son Montes, López y Garrido. Y como divos, cobran el doble, claro”.

La lista de los jugadores que durante los años 1953-1954 militaron en el club herenciano de fútbol, a riesgo de quedarse alguno en el olvido, sería la conformada por: Montes, Sino, López, Abilio, Garrido, Gómez, Esparcia, Poveda, Manjavacas, Yeras, Jovito, Carmelo, Polín, Bolaños, Lulu, Pepito, Nieto I, Nieto II, Correas, Sánchez, Nando, Tete, Melquia, …

Y los incidentes de vez en cuando salpicaban el panorama futbolístico, por lo que resulta curioso que fuese noticiable cuando los partidos transcurrían por caminos totalmente deportivos. Como muestra el siguiente breve de abril de 1954: “El público bien, bien, bien. Fue ejemplar su corrección y su educación deportiva y ésta es la mejor contestación que se le puede dar a quien no quiere reconocerlo y trata de desacreditarlo”.

Como dato curioso indicar que en Octubre de 1954 se inició, por primera vez, una liga comarcal de juveniles. El Herencia C.F. tuvo representación en esa competición juvenil junto con los equipos del Calvo Sotelo, el Huracán, el Peña-Deportiva, el Cuatro Caminos y el Pozo Norte. El trofeo por el que lucharon a lo largo de varias semanas se denominó “Copa Finisterre-Patria”.

Y dejo para la siguiente crónica los hechos del año 1955, cuando el Herencia C.F. compitió por primera vez en Tercera División y su peso deportivo en la provincia fue tal que hasta el Diario Lanza habilitó un espacio en sus páginas con el título “Cosas de Fútbol en Herencia”.

Como despedida la foto de Jovito, un jugador herenciano que en 1953 fue requerido por el Toledo C.F. y que durante algunas semanas perteneció a la disciplina del conjunto toledano.

jovito

Esta entrada El Herencia C. F. (II) fue publicada en Herencia (Ciudad Real). Diario de información en el corazón de la mancha.