Notas de prensa

El Índice de Confianza Empresarial crece un 3,6 por ciento en Castilla-La Mancha en el tercer trimestre del año pese al impacto del COVID-19

Ciudad Real, 10 de julio de 2020.- Castilla-La Mancha se mantiene al frente de la confianza empresarial en el conjunto del país en el tercer trimestre del año, después de ser la cuarta comunidad autónoma con un mayor repunte en este índice que ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística.
 
El Índice de Confianza Empresarial ha crecido en la región en 3,6 puntos en el inicio de la recuperación económica tras el COVID-19 y pese al impacto económico de la crisis sanitaria, mientras que en el conjunto del país se ha mantenido en una evolución plana.
 
Esto ha significado que Castilla-La Mancha mantenga su liderazgo en confianza empresarial en el conjunto del país, siendo la Comunidad Autónoma más valorada y superando en más de 11 puntos la media nacional. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha valorado este dato en la reunión que ha mantenido con la Federación Regional de Empresarios del Textil y la Confección, a quienes ha trasladado el compromiso del Ejecutivo autonómico en el apoyo para la reactivación del sector en la región.  
 
El Índice de Confianza Empresarial ha crecido en Castilla-La Mancha en 3,6 puntos en el tercer trimestre del año, siendo la cuarta región con mayor crecimiento en este periodo. Este repunte se produce además en un contexto de estabilidad en el conjunto del país, donde el índice se ha mantenido plano, lo cual significa que la región apuntala su liderazgo y vuelve a situarse un trimestre más como la comunidad autónoma con mayor Índice de Confianza Empresarial del país, con un índice de 106,7, más de 11 puntos por encima de la media nacional (95,5).
 
En el transcurso de la reunión que la consejera ha mantenido, de manera telemática, con la Federación Regional de Empresarios del Textil y la Confección, y con su presidente, Félix Bellido, Patricia Franco ha puesto en valor estos resultados y ha destacado el esfuerzo del Ejecutivo de Emiliano García-Page por apoyar la recuperación económica de la región a través del Plan de Medidas Extraordinarias.
 
“Desde nuestra llegada al Gobierno, en el año 2015, hemos lanzado un mensaje de estabilidad en materia económica y empresarial que hemos reforzado al máximo durante esta crisis”, y ha recordado la firma del presidente Page con los agentes sociales para la puesta en marcha de las medidas para el impulso de la recuperación, el pasado mes de mayo.
 
En el encuentro, la consejera ha detallado a los representantes del sector textil y de la confección de la región el apoyo del Gobierno regional, y ha puesto a su disposición las ayudas que se articulan para el tejido empresarial de Castilla-La Mancha en el marco del Plan de Medidas Extraordinarias.
 
Durante la reunión, Patricia Franco ha destacado, entre otras, la estrategia de impulso a la digitalización empresarial del Ejecutivo autonómico, y ha emplazado al sector a utilizar todas las herramientas disponibles para abordar una transformación digital “que siempre ha sido fundamental, pero que en las circunstancias actuales es más importante que nunca”.