Herencia

El pleno municipal aprueba una moción en apoyo al pueblo saharaui

La asociación de amigos del pueblo Saharaui de Herencia agradece el apoyo unánime de la moción, pero lamenta que no se incluyera en la misma mención explícita a un referéndum que garantice el derecho a la libre de autodeterminación del pueblo saharaui.
El 20 de noviembre de 2020, el Grupo Municipal Socialista de Herencia elevó a pleno una moción de apoyo y en defensa del cumplimiento de la legalidad internacional y por una solución rápida y pacífica del conflicto del pueblo saharaui.
En la introducción a la misma el grupo socialista habló de los recientes acontecimientos que ha llevado al FRENTE POLISARIO a reaccionar una vez roto el alto al fuego, provocado por la invasión de las fuerzas armadas marroquíes el viernes 13 de noviembre con el fin de atacar a manifestantes civiles que, de forma pacífica desde el 21 de octubre en Guerguerat, reclamaban el cierre de una brecha ilegal abierta en el muro de guerra marroquí cuya finalidad era la de facilitar la exportación de bienes y recursos expoliados al pueblo saharaui. El Frente POLISARIO, en su calidad de movimiento de liberación nacional y legitimado a defender este derecho contra cualquier tipo de ataque, el sábado 14 de noviembre declaraba la guerra a Marruecos.
Esta introducción se hizo eco del llamamiento de las asociaciones de amigos del pueblo saharaui a las instituciones, partidos políticos, organizaciones sociales, ONGs y a la sociedad en general para que se movilicen, pidiendo al gobierno español y a la ONU una intervención rápida y decidida que ponga fin a la ocupación ilegal y al expolio de los bienes del territorio del Sahara Occidental y restituya los derechos arrebatados al Pueblo Saharaui, reafirmando que, de acuerdo con el derecho internacional y las resoluciones de la ONU, el Pueblo Saharaui debe ejercer su derecho a la autodeterminación y optar libremente por la independencia o cualquier otra alternativa que elija.

Aprobación unánime de la moción de apoyo al pueblo saharaui

Concluida la introducción, se propuso la aprobación de un acuerdo en el que se MANISFESTABA el apoyo con el pueblo saharaui, de conformidad con los principios enunciados en la Carta de Naciones Unidas y las resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas, entre ellas la reciente resolución 2548, de 30 de octubre de 2020, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la que se “reafirma el compromiso de apoyar a las partes a alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, de acuerdo con los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas, y observando el papel y las responsabilidades de las partes en este sentido”. Se REITERÓ la condena de la ruptura del alto al fuego, apelando a responsabilidad de las partes implicadas a retomar el proceso negociador que respetase los derechos y libertades fundamentales del pueblo saharaui. Se INSTÓ al Gobierno Español a apoyar la ampliación del mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) solicitando que incremente la acción humanitaria y la cooperación con la población saharaui.
La moción fue aplaudida y aprobada por unanimidad (PSOE, PP, Grupo Mixto) teniendo, como marca el procedimiento, turno de palabra todos los representantes de los grupos políticos, siendo el Grupo Mixto el único que introdujo esplícitamente el término referéndum y siendo el Partido Popular el que expuso la crítica a la formación liderada por Pedro Sánchez por su silencio ante la situación del Sahara Occidental en el programa para las últimas elecciones generales.

Opinión de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui El Uali, de Herencia al respecto

En primer lugar agradece siempre la disposición del Ayuntamiento desde 1997 a colaborar con la asociación en el desarrollo de propuestas y actividades en defensa de los derechos del pueblo saharaiu. También agradecer que se lleve a pleno esta moción, en la que se habla en términos de ocupación, de abandono, de expolio, de derecho internacional y de responsabilidad, y que por unanimidad se ha expresado la solidaridad con el pueblo saharaui y se han defendido sus derechos. Pero no podemos dejar pasar por alto ciertas cosas que, especificadas u omitidas en el acuerdo, marcan la diferencia y hacen que el discurso se aleje de lo que defienden las asociaciones de amigos del pueblo saharaui y el FRENTE POLISARIO.
Dicho esto, lo que reclamamos es que se GARANTICE EL DERECHO A LA LIBRE AUTODETERMINACIÓN del pueblo saharaui mediante referéndum, como así se reconoce en el derecho internacional. Para que éste se lleve a cabo es indispensable que la MINURSO pueda, entre otras cosas, monitorizar la violación de los Derechos Humanos en el territorio del Sahara Occidental, ya que es la única misión de paz en el mundo sin competencias en materia de vigilancia de Derechos Humanos. La última resolución, a la que hace referencia el acuerdo en esta moción, no contempla nuevamente esta competencia y está lejos de enfatizar el proceso de autodeterminación, no activando soluciones concretas para resolver el conflicto, por lo que “el compromiso de apoyar a las partes a alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable” sigue enconando el conflicto y, cada vez más, obviando que la solución solo pasa por la celebración de un referéndum en el que sea el pueblo saharaui el único que decida su futuro.
Terminamos condenando la inoperancia de la ONU, considerando que es debida a la presión que los aliados más firmes del régimen marroquí ejercen sobre ésta para imponer sus propios intereses económicos y geopolíticos en detrimento de los derechos legítimos del Pueblo Saharaui. Especialmente sangrante resulta la postura de los gobiernos españoles que, eludiendo las responsabilidades que le corresponden como potencia administradora del territorio del Sahara Occidental (teniendo la obligación jurídica de promover el ejercicio del derecho a la libre autodeterminación), se han plegado a los intereses marroquíes y han actuado en contra del derecho internacional y de los derechos humanos.