Ciudad Real

El virtuosismo de Ara Malikian pone banda sonora a la esperanza

El violinista libanés, Ara Malikian, ha actuado esta noche en el Auditorio de La Granja de Ciudad Real presentando su último disco “Petit Garage”. Esta gira es fruto de la anterior Royal Garage, que tuvo que ser detenida por culpa de la pandemia. El último disco de Malikian hace un recorrido sonoro por un mundo en pandemia. Su virtuosismo hace que su violín sea capaz de llenar cada rincón de sensaciones y emociones únicas, con una mezcla de culturas de raíces armenias, árabe, judía, gitana, klezmer, tango y el flamenco español. Posee un amplio repertorio que incluye la práctica totalidad de las grandes obras escritas para violín y también ha estrenado obras de otros compositores como Franco Donatoni, Malcom Lipkin o Luciano Chailly.

El violinista libanés, Ara Malikian, ha actuado esta noche en el Auditorio de La Granja de Ciudad Real presentando su último disco “Petit Garage”. Esta gira es fruto de la anterior Royal Garage, que tuvo que ser detenida por culpa de la pandemia. El último disco de Malikian hace un recorrido sonoro por un mundo en pandemia. Su virtuosismo hace que su violín sea capaz de llenar cada rincón de sensaciones y emociones únicas, con una mezcla de culturas de raíces armenias, árabe, judía, gitana, klezmer, tango y el flamenco español. Posee un amplio repertorio que incluye la práctica totalidad de las grandes obras escritas para violín y también ha estrenado obras de otros compositores como Franco Donatoni, Malcom Lipkin o Luciano Chailly.

Ara Malikian Ara Malikian

Un concierto que ha derrochado la calidad y el virtuosismo, casi acrobático, más impresionante, todo mezclado con una gran energía positiva y un gran humor por parte del artista, que ha salpicado toda la noche con “historias tuneadas”, como la de su violín ravioli, su aceptación a tocar en varias bodas por no entender el idioma o la complicidad con su pianista, de origen cubano, Iván “Melón” Lewis.

Ara Malikian estrenaba un tema que aún no tenía título y que ha decidido bautizar como “la rapsodia culipardeña” y comentaba que últimamente parece que da conciertos para búhos porque solo ve ojos, pero que echa “de menos las sonrisas de la gente”. Agradecía al público su asistencia al espectáculo, ya que es una forma de intentar recuperar el sector cultural, que tanto ha sufrido en los últimos meses. El concierto ha terminado con la “Nana arrugada”, una canción de cuna inversa porque está dedicada a todas aquellas personas mayores que fallecieron por el covid-19 y no pudieron recibir el aliento, ni el último abrazo de sus familiares.

Ara Malikian se inició en el violín a muy corta de edad de la mano de su padre. Su talento fue reconocido desde muy temprano, a pesar de las difíciles circunstancias que la guerra civil libanesa le obligó a vivir. Dio su primer concierto importante con 12 años y a los 14 años el director de orquesta Herbert-Jöris le proporcionó una beca del gobierno alemán para cursar estudios en Hannover. En 2019 estrenó el documental “Ara Malikian una vida entre cuerdas”, dirigido por Nata Moreno, que cuenta la historia de su vida haciendo un recorrido por su aportación a la música clásica y contemporánea.

Noticias del Ayuntamiento de Ciudad Real