Cultura

Elche de la Sierra se une a IV centenario de la muerte de Cervantes

Decoran con alfombras de serrín la plaza de Zocodover de Toledo
Decoran con alfombras de serrín la plaza de Zocodover de Toledo

Durante todo el día, artesanos procedentes del pueblo albaceteño han dado forma a una alfombra de serrín de siete metros de largo por cinco de ancho que tenía como motivo central el logotipo del IV Centenario.

Este fin de semana Castilla-La Mancha ha vuelto a tener una cita con la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Cervantes. En la plaza de Zocodover de Toledo, durante todo el día, artesanos procedentes del pueblo albaceteño de Elche de la Sierra han dado forma a una alfombra conmemorativa dotando de colorido y tradición al emblemático espacio de la capital regional.

Con unas dimensiones de siete metros de largo por cinco de ancho, la característica recreación de serrín, que tenía como motivo central el logotipo de la efeméride, se ha convertido en el elemento vertebrador de un día que ha reunido a curiosos de todo el mundo en torno a su composición.

Al inicio de la jornada, diferentes miembros del Gobierno regional como el director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, y el coordinador de la Actividades del IV Centenario, Gabriel González, han mostrando su “admiración” por esta manifestación artística que aúna tradición y buen gusto, y que nació por sorpresa un 28 de mayo de 1964 en la localidad albacetense.

El coordinador de la Actividades del IV Centenario, ha reconocido el logro que ha supuesto por parte de las tres administraciones implicadas traer esta actividad a la ciudad, y ha agradecido en nombre del Gobierno regional al Consistorio de la capital de Castilla-La Mancha “el haber cedido la emblemática plaza para su desarrollo”.

Por su parte, Juan Ramón Amores ha querido dar a los lugareños de Elche de la Sierra “la enhorabuena en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha por el trabajo tan importante que hacéis, por mostrarlo hoy a toda la ciudadanía y por llevar la Sierra del Segura por el mundo”, ha afirmado Amores que, como albaceteño de origen y conocedor de la zona, no se ha querido despedir sin invitar a todo aquel que quiera pasarse “para disfrutar de un lugar único, el de Elche de la Sierra, donde los turistas van a ser muy bien recibidos por sus gentes”.

Historia de una tradición

Fue en Elche de la Sierra, una mañana de primavera, cuando los lugareños del municipio amanecieron con sus calles procesionales del Corpus Christi llenas de vistosidad y alegría. Cuenta la historia que durante la noche, algunos vecinos engalanaron con virutas de colores los suelos para emular una alfombra real. Empezaba entonces una tradición y una cita que con los años fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional y Bien de Interés Cultural.

Y en esas declaraciones tuvo que ver mucho la Asociación de Amigos de las Alfombras del Corpus, una organización del lugar que desde el 1990 ha trabajado por y para la mejora, consecución y promoción de esta celebración, y que hoy, en la capital regional, entre otros representantes, ha contado con la presencia de su vicepresidenta, Estela Suárez.

“Las Alfombras de Elche de la Sierra son nuestra mayor obra cultural. Creemos y merecemos el respeto del resto de los pueblos, porque cada municipio es rico gracias a su historia y a cómo vive”, ha asegurado Suárez quien ha hecho un llamamiento para que “todos los municipios de España trabajen por el mantenimiento de sus tradiciones”.

Elche de la Sierra es un pueblo de 4.000 habitantes que se encuentra en la Sierra del Segura, en la provincia de Albacete. Gracias a esta festividad y a la genialidad artística de las Alfombras, que cada dos años se exponen en diferentes puntos del globo, el municipio y la comarca se han convertido en un referente nacional e internacional en materia de turismo.