Notas de prensa

García-Page: “Los presupuestos de 2017 contemplan el doble de avances sociales y económicos que los de 2016”

Toledo, 21 de septiembre de 2016.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este miércoles en Toledo que los Presupuestos Generales de la región para 2017 “contemplan el doble de avances sociales y económicos que los del presente ejercicio 2016”, si bien, ha matizado “también estamos intentando sortear la espada de Damocles de la política nacional y del Ministerio de Hacienda”.
 
García-Page ha asegurado que el Ejecutivo autonómico ya está dando los pasos necesarios para sacar adelante las cuentas regionales del próximo 2017, consensuándolas con las fuerzas políticas de la oposición, así como con los agentes económicos y sociales de la región, pero, al mismo tiempo, ha advertido, de que su futuro está ligado a la situación nacional, ya sea “porque haya una política torticera del Gobierno en funciones” o porque “sea muy difícil componer diecisiete presupuestos autonómicos que, en buena medida, están condicionados a lo que se pinte en los Presupuestos Generales del Estado”.
 
Con todo, se ha mostrado convencido de, cuando salga adelante, el Presupuesto regional para el próximo ejercicio económico, “que ya se encuentra muy horneado”, supondrá “dos e incluso tres escalones” en el proceso de recuperación económica y social de Castilla-La Mancha, como el de 2016 ha significado “un chute de esperanza” para la región.
 
Acuerdo para la Simplificación y Reducción de Cargas Administrativas
 
El presidente del Ejecutivo autonómico ha realizado estas declaraciones tras suscribir con el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, el Acuerdo para la Simplificación y Reducción de Cargas administrativas en el Palacio de Fuensalida (Toledo).
 
Un acuerdo gracias al que se agilizarán más de 625.000 procedimientos administrativos entre la ciudadanía, el tejido empresarial de la región y la administración pública autonómica y que liberará de las actuales trabas a un total de 54 trámites, 31 de ellos de carácter general y otros 23 relacionados directamente con el empresariado y la administración pública.
 
En palabras del presidente García-Page “estamos pegando cincuenta y cuatro recortes al procedimiento administrativo, haciendo la vida más fácil a los ciudadanos”, empezando por “quienes tienen intención cada día que se levantan en generar empleo y riqueza”.
 
Una “auténtica declaración de guerra”, ha subrayado García-Page, contra tres dichos muy extendidos: “las cosas de palacio siempre van despacio”; “se ha hecho toda la vida”; y “que paguen justos por pecadores”.
 
En definitiva, un conjunto de medias que se irá ampliando en los próximos ejercicios y que, según ha explicado el presidente autonómico, desde el Ejecutivo regional “hacemos de oficio” pero a las que “verdaderamente estamos obligados” para poder, entre otros objetivos, “dar enormes facilidades a quienes quieren poner en marcha un negocio o una empresa”.