Actualidad

Inversión para reformar y modernizar el bloque quirúrgico de Puertollano

Hospital de Puertollano
Puertollano (Ciudad Real), 21/02/07.- Panorámica de la fachada principal del Hospital de Puertollano (Ciudad Real). Foto: Jesús Fuentes.

Las obras de reforma y modernización del bloque quirúrgico del Hospital Santa Bárbara de Puertollano, programadas por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han comenzado ya y se desarrollan según el plan de trabajo previsto.

El proyecto, en el que el Gobierno regional invierte más de 250.000 euros, contempla dos actuaciones. La primera consiste en dotar a las unidades de cuidados intensivos y de reanimación de sistemas de alimentación eléctrica ininterrumpida y en reformar completamente el quirófano cinco. La segunda es la sustitución de buena parte de los falsos techos de la zona donde se ubican los otros cuatro quirófanos y del anillo perimetral.

La Gerencia de Atención Integrada de Puertollano ha iniciado las obras partiendo de dos premisas fundamentales: habrán de acabar en plazo, es decir, en torno al 15 de septiembre, y no entorpecerán el funcionamiento diario del centro.

Para cumplir estas condiciones, los técnicos del hospital han diseñado un plan de trabajo con  circuitos de acceso, ascensores y pasillos separados para los profesionales sanitarios y pacientes y los trabajadores y materiales de obra que permite mantener operativos durante la semana tres quirófanos para llevar a cabo las intervenciones programadas.

Esto obliga a separar también la zona en la que se están desarrollando las obras del área quirúrgica y a adoptar medidas para evitar una posible contaminación. Por esta causa, el paso previo al inicio de cualquier trabajo es proceder al aislamiento completo de la zona.

Obras quirófano de Hospital de Puertollano (Ciudad Real)
Obras quirófano de Hospital de Puertollano (Ciudad Real)

Así se hizo el pasado viernes, cuando comenzaron las obras: lo primero fue aislar la zona de trabajo, incluido el espacio por encima de los falsos techos, y a continuación se limpió él área quirúrgica y comprobaron sus condiciones con un medidor de partículas; acto seguido se sellaron las posibles fugas en el aislamiento y se volvieron a evaluar las partículas en suspensión. Hasta que el medidor no corroboró la ausencia de contaminación no comenzaron los trabajos de desescombro ni las intervenciones quirúrgicas.

Según ha explicado el gerente del Área Integrada de Puertollano, Cesáreo Peco, esta forma de proceder se repetirá con las otras tres fases en las que se han dividido las obras, ya que cada fase comenzará siempre en fin de semana, que es cuando menor actividad hay en el hospital. El lunes se practicará una segunda medición y, una vez certificada la estanqueidad del aislamiento, obreros y personal sanitario podrán desarrollar su trabajo con normalidad.