Tomelloso

Jiménez califica de “acto de justicia” el homenaje que hoy se ha rendido en Tomelloso a las víctimas del COVID-19 y a la sociedad local, ejemplo de solidaridad

El acto se ha celebrado en el Parque Urbano Martínez donde desde hoy luce la escultura conmemorativa “Grullas por Tomelloso”, de la artista madrileña Raquel Fernández Santos

 

Tomelloso ha recordado hoy a las personas que perdieron la vida en la localidad, víctimas del COVID-19 y ha rendido homenaje al conjunto de la sociedad local, por su trabajo y solidaridad durante la pandemia, con un emotivo acto celebrado en el Parque Urbano Martínez, donde desde este 10 de julio se puede contemplar la escultura conmemorativa “Grullas por Tomelloso”, obra de la artista madrileña Raquel Fernández Santos.

Ha sido, ha dicho la alcaldesa, que ha presidido el acto, un homenaje “de justicia”, para que los difíciles tiempos vividos en Tomelloso durante la pandemia “queden en la memoria colectiva de la ciudad”, “para no olvidar a los que se han ido” y para reconocer “a tanta y tanta gente que de manera altruista ha colaborado, ha arrimado el hombro, ha ayudado y ha estado haciendo que Tomelloso siga latiendo”. “Reconocer, recordar y honrar”, ha recalcado.

Durante su intervención, Jiménez ha destacado “la unión” de la sociedad tomellosera y ha hecho un reconocimiento público a la labor de los profesionales de la sanidad pública, “los verdaderos héroes de la lucha frente a esta pandemia, para quienes, ha dicho, “nunca serán suficientes nuestras palabras de agradecimiento; al Cuerpo de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil, que “con su vocación de servicio han garantizado que estemos seguros”; a los agricultores, “que de forma altruista y desinteresada salieron en las campañas de desinfección en los momentos más complicados de la pandemia”; a las residencias de mayores, a AFAS, CERES y el Centro de Día San Rafael; a las costureras, más de cien, que estuvieron en sus casas cosiendo mascarillas “en una labor impagable” cuando no había otros medios de protección; a las empresas que arrimaron el hombro; a los sacerdotes, por su labor de acompañamiento; a los servicios esenciales y “a todos esos héroes y heroínas anónimos de la ciudad que estuvieron ahí”. Tomelloso, ha asegurado, “y yo como alcaldesa, os tendremos en un lugar privilegiado de nuestra memoria colectiva como pueblo”.

Con sus iniciativas solidarias, ha afirmado también Jiménez, “todos vosotros escribisteis un episodio que, aunque duro, demostró la solidaridad y el espíritu de Tomelloso en situaciones de complejidad y esa forma de salir adelante nos unió a todos”. Aquellos, ha añadido la alcaldesa, “fueron días duros, pero nuestro pueblo ha vuelto a resurgir con más fuerza”.

La respuesta de los vecinos de Tomelloso fue “ejemplar”, atendiendo a todas las medidas que se implantaban y al duro confinamiento vivido en los domicilios y actuando con “responsabilidad y prudencia” para que el esfuerzo no fuera en vano, ha dicho también Jiménez. La sociedad local ha demostrado, “su mejor espíritu, siendo ejemplo de resistencia, madurez, civismo y solidaridad”.

La alcaldesa ha tenido emotivas palabras de recuerdo a los fallecidos y sus familias a las que ha transmitido “nuestro profundo pesar y el cariño más sincero”, asegurando que no han estado solos en su dolor. “Todo Tomelloso está con vosotros y aquí lo hacemos presente en este solemne acto y con esta escultura que simboliza la unión de Tomelloso y el recuerdo a vuestros seres queridos”.

Ahora, ha concluido diciendo, “es el momento de mirar al futuro con confianza y esperanza” y “el espíritu de superación que hemos vivido nos muestra el camino para superar este contexto histórico de nuestras vidas”.

Ha dado además las gracias a la escultora por su trabajo su “implicación con Tomelloso” y su “sensibilidad para emocionarnos con esta maravillosa escultura que será parte de nuestra historia por todo lo que representa”.

Para la artista, esta es “la obra más importante” que ha hecho hasta ahora por lo que representa. Así lo ha expresado Raquel Fernández, que ha utilizado como eje de su obra las tradicionales figuras de grullas de papel (realizadas en acero cortén) presentes en la cultura japonesa, donde simbolizan “paz, amor, esperanza y salud” y por la presencia de estas aves en los campos cercanos a Tomelloso a los que cada año llegan miles de ellas “en una migración incesante”. Este “mágico nexo” es la esencia de la escultura.

Las grullas colocadas unas sobre otras representan a los vecinos de Tomelloso, unidos, apoyándose unos en otros, durante la pandemia “para sacar adelante la crisis tan terrible vivida en Tomelloso”.. Entre ellos, uno triángulo rojo como alegoría de un corazón, representa a la ciudad, las líneas color vino a los campos de Tomelloso y las piezas de acero inoxidable intercaldadas, “a quienes se han ido”. La base, de mármol de macael, donado por el grupo cosentino, representa a los sanitarios especialmente, pero también, ha explicado la artista, muy emocionada durante su intervención, a todos los que han estado en primera línea luchando contra el coronavirus.

Al acto han asistido los miembros de la Coproración, representantes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de Policía Local, de Protección Civil, Bomberos, de la Asociación de Empresarios, de agricultores, de costureras, de AFAS, Ceres y el Centro de Día San Rafael, y de otros colectivos implicados durante la pandemia.

La nota musical la han puesto la pianista Mari Eli Blanco y el violinista Arturo Sánchez.

 

  Audio Inmaculada Jiménez 1

 Audio Inmaculada Jiménez 2

 

GALERÍA DE IMÁGENES:   https://flic.kr/s/aHsmWfsyMW 

 

 

Noticia de Web del Ayuntamiento de Tomelloso