Notas de prensa

La Ley de Estímulo Económico de Zonas Prioritarias de Castilla-La Mancha favorecerá la reactivación económica de Puertollano

Puertollano (Ciudad Real), 10 de mayo de 2017.- La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha asegurado hoy que la Ley de Estímulo Económico de Zonas Prioritarias de Castilla-La Mancha “da pie a la ejecución de un compromiso personal del presidente Emiliano García-Page para evitar un desarrollo desigual y a dos velocidades en Castilla-La Mancha”. Así lo ha indicado en Puertollano (Ciudad Real), en la presentación de esta Ley que ayer aprobó el Consejo de Gobierno y que conlleva instrumentos para favorecer la reactivación económica y el empleo específicos para la ciudad industrial, así como para el resto de las zonas prioritarias que recoge la norma.
 
Esto supone la inclusión de un incremento porcentual del 20 por ciento en la intensidad de las ayudas de carácter regional para proyectos o inversiones que se desarrollen en Puertollano. “Con esta acción positiva, pretendemos impulsar el emplazamiento de nuevos establecimientos empresariales que contribuyan a la ampliación y diversificación de las actividades económicas en Puertollano”, ha dicho la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que también ha incidido en que “en ningún caso, podrá exceder los techos máximos de las ayudas establecidas por la normativa estatal o de la Unión Europea”.
 
“Esta Ley se ha hecho pensando en municipios como Puertollano que duplicó el paro entre los años 2008 a 2015 y ha perdido población”, ha apuntado Patricia Franco, al tiempo que ha aseverado que se trata, en localidades como ésta, “de potenciar el crecimiento y la natalidad empresarial”. “Desde la Junta de Comunidades estamos dirigiendo nuestra acción política al aprovechamiento de los recursos económicos de Castilla-La Mancha, promoviendo la inversión pública y privada, de cara a afianzar la recuperación económica que venimos observando, a lograr que se intensifique la actividad económica y la creación de empleo estable, y que ello se produzca de la manera más homogénea posible en el conjunto de la región”, ha apuntado la consejera.
 
En este contexto, Patricia Franco ha explicado que la recuperación económica a la que asistimos está mostrando, según los últimos datos ofrecidos por el INE, un crecimiento del PIB en 2016 por encima del que experimentamos en 2015. Del mismo modo, organismos como el BBVA han revisado sus predicciones al alza, pronosticando para Castilla-La Mancha un crecimiento del 3,1 por ciento para 2017, lo que está por encima de la media nacional y sitúa a Castilla-La Mancha entre las cuatro comunidades autónomas que más crecerán este año. 
 
En la provincia de Ciudad Real, la mejora de la situación se traduce en un incremento de la ocupación por encima de la media regional, con 16.200 ocupados más (un 10,2 por ciento, el 52 por ciento mujeres); un descenso de paro también por encima de la media regional, de 15.000 personas (un 19,7 por ciento); y la creación de más de 1.100 empresas.
 
“Son datos esperanzadores, pero para nosotros no son suficientes, existen localidades que presentan un porcentaje de paro superior a la media regional, de hecho la recuperación no se está reflejando con la misma intensidad en todos los puntos de la región, lo que está lastrando nuestras posibilidades de crecimiento, y que éste sea sostenible y duradero”, ha explicado Patricia Franco, que ha justificado por este motivo una actuación proactiva de la Administración regional, “encaminada a fomentar la actividad económica, mediante la concesión de incentivos en aquellas zonas geográficas menos favorecidas, más azotadas por la pérdida de tejido empresarial, empleo y población en los últimos años, y que atraviesan especiales dificultades económicas a día de hoy”.
 
Ese es el espíritu del anteproyecto de Ley de Estímulo Económico de Zonas Prioritarias de Castilla-La Mancha que aprobó ayer el Consejo de Gobierno, “el de servir de impulso y apoyo al crecimiento a aquellas zonas que más necesitan de la Administración”, ha rubricado.
 
Bajada del número de empresas que se disuelven
 
Asimismo, la consejera ha señalado que “está bajando la disolución de empresas en Castilla-La Mancha y especialmente la provincia de Ciudad Real”, donde ha bajado más de un 16 por ciento, por encima de la media regional, un dato muy positivo pues “hay que estar pendientes no solo de las empresas que vienen sino también de las que no cierran”. “No me valen ahora aquellos políticos pocos responsables que vienen a decir que las empresas se están fugando de Castilla-La Mancha, primero, porque no es un dato cierto” y ha recordado que “en legislaturas anteriores han desaparecido muchísimas empresas”, 12.000 en la región, más de 4.000 en Ciudad Real, y “lo han mirado sin poner en marcha un  Plan para el Fortalecimiento Empresarial o Ley que estimule el crecimiento en toda la región.