Notas de prensa

Las trabajadoras de Viviendas de Mayores de la provincia de Toledo participan en una nueva edición de las jornadas de formación continua ofrecida por el Gobierno regional

Toledo, 2 de noviembre de 2018.- Las trabajadoras de la Red de Viviendas de Mayores de la provincia de Toledo han participado durante esta semana en una nueva edición de las jornadas de formación continua que el Gobierno regional ha vuelto a ofrecer un año más a estas profesionales.
 
El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, que participaba en la presentación de estas sesiones formativas celebradas durante dos días en dicha Dirección Provincial, explicaba que, para reforzar la necesaria formación continua de las trabajadoras de las viviendas de mayores, así como para apoyarlas en su labor diaria, “existe desde hace años un equipo profesional itinerante y permanente de apoyo psicosocial, formado por un grupo de psicólogas, que intervienen cuando estas trabajadoras necesitan ayuda o demandan alguna necesidad, al mismo tiempo que se ocupan de organizar esta formación continua del personal que trabaja directamente y a diario con las personas mayores”.
 
La provincia de Toledo cuenta en la actualidad con una red formada por un total de 16 viviendas para personas mayores ubicadas en distintas localidades, donde trabajan unas 50 profesionales, entre gobernantas y auxiliares, que prestan una atención integral y directa a las personas mayores que en ellas residen, compartiendo alojamiento en grupos reducidos.
 
Los usuarios de estos servicios promovidos por el Gobierno regional son personas mayores que pueden mantener ciertos niveles de autonomía y que, a pesar de tener dificultades para seguir viviendo solas en su propio hogar por distintos motivos, desean permanecer en sus lugares de origen y conservar su entorno social.
 
En este sentido, Gregorio Gómez destacaba que estos alojamientos de convivencia para pequeños grupos “son un buen recurso para combatir la soledad de muchas personas mayores, donde se conjuga una importante labor integral de cuidado, acompañamiento y promoción de la autonomía personal”, por lo que incidía en la importancia de ofrecer una formación continua a las profesionales que trabajan en dichos servicios.
 
El personal de las Viviendas de Mayores se ocupa, no sólo de tareas domésticas, como limpieza o elaboración de alimentos, y de la atención personal, como aseo y vestido de los mayores residentes que lo necesitan, sino que también se encargan de ofrecerles apoyo psicológico, evaluando necesidades individuales e interviniendo cuando algún residente tiene algún problema.
 
Asimismo, se ocupan de fomentar la participación de estas personas mayores, tanto en la vivienda como en el entorno social, además de coordinarse con el resto de profesionales de servicios sociales, sanitarios, familiares… “De ahí que estas trabajadoras requieran estar debidamente cualificadas, además de contar con el apoyo permanente de un equipo profesional especializado, al que pueden acudir en cualquier momento”, según puntualizaba el director provincial.
 
Durante las jornadas formativas, a las que ha asistido la práctica totalidad de esta plantilla de trabajadoras procedentes de diferentes localidades de la provincia, se ha entregado a cada participante un ejemplar de la guía para personas cuidadoras, según el nuevo ‘Modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona’ de la región.
 
Esta guía ofrece una serie de pautas y herramientas para prestar cuidados y atención de manera personalizada, tratando de fomentar al mismo tiempo la máxima autonomía e independencia en las personas mayores que se residen en estas viviendas.

Etiquetas