Notas de prensa

Más de 500 taxis de la región se unen a la campaña de sensibilización en contra de la violencia de género lanzada por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha

Toledo 5 de septiembre de 2016.- Más de 500 taxis de la región se unen a la campaña de sensibilización en contra de la violencia de género que ha lanzado el Instituto de la Mujer de Castilla- La Mancha, a través de un convenio firmado con la Federación regional del Taxi.
 
Precisamente, hoy la directora del Instituto de la Mujer de Castilla- La Mancha, Araceli Martínez ha asegurado que “materializamos este convenio mediante la impresión de vinilos que van a llevar más de 500 taxis en nuestra región y que sin duda, van a contribuir a sensibilizar sobre la importancia que tiene de que todos y todas nos comprometamos en contra de la violencia de género”.
 
Algo importante, ya que, según ha recalcado la responsable del Instituto de la Mujer, “no podremos luchar contra la violencia de género si no subyace la idea de que para ello es necesario combatir el machismo y es necesario construir una sociedad más igualitaria en todos los ámbitos y todos los niveles.”
 
Asimismo, Martínez ha destacado la importancia que tiene que un sector muy masculinizado, como es el del taxi, donde el trabajo masculino prevalece mayoritariamente  “tenga implicación tan importante en la lucha contra la violencia de género, porque con ello transmitimos el mensaje  de que en la lucha contra la violencia de género y en la construcción de una sociedad más igualitaria no concierne solo a las mujeres sino que la implicación de los varones no solo es necesaria sino imprescindible “.
 
Colaboración con la Federación regional del Taxi
 
La Federación regional del taxi de Castilla- La Mancha nace en 2005 y agrupa a las cinco asociaciones más representativas de la región sumando más de 700 licencias.
 
Su presidente, Manuel García ha destacado que gracias a la colaboración que mantiene con el Instituto de la Mujer se incluirá un artículo en el nuevo Reglamento que el sector está preparando para que se prohíba  “cualquier  publicidad sexista o que denigre a las mujeres” en los taxis.
 
Un reglamento que será el paso previo y formal para que  cobre forma el convenio que prepara el Instituto de la Mujer para que las mujeres que han sido víctimas de violencia de género puedan utilizar el servicio de taxi en unos momentos de especial vulnerabilidad.